Evo Morales se encuentra actualmente asilado en Argentina. | Fuente: EFE

El expresidente de Bolivia Evo Morales aseguró este lunes que se vio forzado a renunciar al poder por un "golpe al litio", uno de los principales recursos del país, y culpó directamente a Estados Unidos de provocar una "guerra sucia".

Morales, que llegó el pasado jueves a Argentina, donde pidió refugio político después de estar asilado en México, se mostró "convencido" de que su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), vencerá en los próximos comicios de Bolivia, después de que la Organización de los Estados Americanos (OEA) denunciara "irregularidades" en las elecciones anteriores.

En su primera aparición en los medios desde que llegó a Argentina, el expresidente afirmó en una entrevista con C5N que lo ocurrido en su país fue un "golpe al litio" y cree que la actual crisis política comenzó con su proyecto de industrialización de este recurso.

"Convocaron a una licitación pública internacional para tener socios y aprobaron China y Alemania, y Estados Unidos quedó fuera de esta gran industrialización de litio (...). Como Estados Unidos quedó fuera, ahí empezó el problema", sostuvo.

"Cuando Estados Unidos muerde no suelta", expresó el exmandatario, quien consideró que ahora, bajo el Gobierno interino de Jeanine Áñez, puede haber fraude "de verdad".

Morales llegó a Argentina después de su paso por México, donde reveló que al principio estuvo "triste" y "destrozado", pero aseguró que ahora se siente "fortalecido" y dirigirá desde este país la campaña del MAS para las próximas elecciones, aún sin fecha definida. (EFE)


¿Qué opinas?