Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana, murió a los 90 años. Poco antes de fallecer, repareció a los 89 años en para clausurar el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) junto a su hermano Raúl el abril de 2016. El icónico personaje, que fue retirado del poder en 2006 por enfermedad, dio a entender que "tal vez sea la última ocasión en que lo vean".

"Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala", fue lo que dijo en el que resultó ser su último discurso.

El socialismo. "A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos, como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos... ¿Por qué me hice socialista? Más claramente, ¿por qué me convertí en comunista? Esa palabra que expresa el concepto más distorsionado y calumniado de la historia por parte de aquellos que tuvieron el privilegio de explotar a los pobres, despojados desde que fueron privados de todos los bienes materiales que proveen el trabajo, el talento y la energía humana".

Otra revolución rusa. "No deberán transcurrir otros 70 años para que ocurra un acontecimiento como la revolución rusa, para que la humanidad tenga otro ejemplo de una grandiosa revolución social que significó un enorme paso en la lucha contra el colonialismo y su inseparable compañero, el imperialismo... Quizás, sin embargo, el peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra deriva del poder destructivo del armamento moderno que podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida humana sobre la superficie terrestre".

Sepa más: