Otto Pérez Molina es sindicado de supuestamente dirigir una estructura criminal que saqueó al Estado entre 2012-2015. | Fuente: EFE

El expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, fue imputado por los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, por supuestamente dirigir una estructura criminal que saqueó al Estado entre 2012-2015.

Imputación fiscal. La acusación la formuló la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público durante la audiencia de primera declaración contra más de medio centenar de miembros de una red denominada "cooptación del Estado".

En detalle. El representante de la Feci describió ante el juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado B de Mayor Riesgo, la forma en la que los integrantes de la estructura recolectaron comisiones por contratos públicos otorgados a empresarios.

La presencia de Pérez Molina en la sesión captó la atención de la prensa.
La presencia de Pérez Molina en la sesión captó la atención de la prensa. | Fuente: EFE

Recibió regalos. Aseguró que Pérez Molina, quien está en prisión preventiva por otro caso de corrupción, recibió regalos por 33 millones de quetzales (4,31 millones de dólares) reunidos por ministros de su Gobierno, entre ellos el de Gobernación, Mauricio López Bonilla y los de Defensa, Ulises Anzueto y Manuel López, arrestados el pasado fin de semana y acusados este jueves.

Implicados. También colaboraron los de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, y de Energía, Erick Archila, prófugos de la justicia, agregó.

Acusación. Los 4,31 millones de dólares se fueron en regalos de casas, carros, lanchas y un helicóptero, afirmó el representante de la Feci durante la audiencia de imputación que terminó este jueves. Pérez Molina fue acusado de haber administrado 290 millones de quetzales (37,9 millones de dólares) producto de las comisiones que cobró la estructura a contratistas del Estado.

EFE