El Salvador es uno de los países de América Latina que más sufre por la violencia de pandillas. | Fuente: AFP (referencial)

Un Juzgado de El Salvador condenó este viernes a siete pandilleros a penas de entre 30 y 210 años de prisión por los delitos de homicidio agravado y feminicidio agravado, informó el centro judicial. La condena más grave, la de 210 años de prisión, fue para Daniel Mejía Lara por el homicidio agravado de Adonay, Jorge y Manuel, todos de apellido Contreras, así como de Teresa Sánchez, José Elías Mendoza y María del Carmen Sosa.

Salvador Muñoz Cuatro fue penado con 165 años de cárcel por participar junto a Mejía en la muerte de la familia Contreras y de Teresa Sánchez, así como del feminicidio agravado de Cecilia Guadalupe Rivera Velásquez. José Vicente Velásquez Villalta fue sentenciado a 150 años de prisión, también por su participación en los asesinatos de los Contreras y de Sánchez, y del homicidio de Jerónimo Cruz Orellana.

Condenas de más de 100 años

A 120 años fueron condenados Manuel Antonio Bermúdez y Wilber Ovidio Pietro Bonilla por colaborar con los anteriores en las muertes de Contreras y Sánchez. Wilber Alfonso Rivera cumplirá 30 años de reclusión por el homicidio agravado de Juan Antonio Valladares, y los mismos años fueron aplicados a Edwin Antonio Servellón Paz por el asesinato de María del Carmen Sosa, con la colaboración de Mejía.

Según la fuente, los condenados pertenecían a una pandilla que operaba desde el año 2013 en el Barrio Guadalupe de la localidad San Luis la Herradura, departamento de La Paz. Un testigo del homicidio, cometido el 13 de diciembre de 2014, señaló que la mataron porque la pandilla "tenía conocimiento de que ella estaba colaborando con la Policía".

Violencia en El Salvador

Otro testigo narró que el homicidio de Juan Antonio Valladares, que ocurrió el 12 de enero del 2015, "se produjo debido a que la víctima había escrito en redes que mataría a dos miembros de la pandilla a la que pertenecen los condenados, quienes, "por la misma razón, asesinaron a José Elías Mendoza el 21 de febrero del 2015".

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo con tasas de 103, 81,7 y 60 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2015, 2016 y 2017, respectivamente, crímenes atribuidos principalmente a las estructuras criminales. En el 2017 se contabilizaron 3.954 homicidios, cifra que no llegó a los 5.280 de 2016, año que es considerado el segundo más violento de la historia reciente de El Salvador.

EFE

¿Qué opinas?