Evo Morales
El cómputo del 99,99 % de los votos da a Evo Morales una victoria electoral por cuarta vez consecutiva en Bolivia. | Fuente: EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a los jefes de Estado y de Gobierno del Movimiento de Países No Alineados que reconozcan "la legitimidad del triunfo" del mandatario boliviano, Evo Morales, en las elecciones del pasado domingo, para contrarrestar el "golpe de Estado" en su contra.

"Vaya (...) toda nuestra solidaridad para el pueblo de Bolivia, y muy especialmente para el hermano presidente Evo Morales Ayma", dijo Maduro durante su discurso en la XVIII cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), que se inauguró hoy en Bakú, momentos antes de traspasar el testigo de la presidencia pro tempore de Venezuela a Azerbaiyán.

Morales, añadió, "a pesar de haber resultado reelecto con una amplia mayoría constitucional hace unos pocos días para un nuevo periodo de gobierno, hoy enfrenta una campaña de desestabilización, enfrenta un golpe de Estado apoyado desde el exterior para desconocer la voluntad soberana del pueblo boliviano".

El cómputo del 99,99 % de los votos da a Evo Morales una victoria electoral por cuarta vez consecutiva en Bolivia, aún pendiente de la proclamación formal por un órgano electoral al que la oposición acusa de fraude.

La difusión repentina por parte del órgano electoral de un cómputo provisional preliminar, no oficial, que daba a Morales la victoria en primera vuelta, pese a que el domingo se había detenido cuando apuntaba a una segunda con el opositor Carlos Mesa, desencadenó protestas que se volvieron violentas en gran parte del país.

La oposición encabezada por Mesa, con el apoyo de movimientos sociales contrarios a Morales, denuncia un intento de fraude por parte del Tribunal Supremo Electoral a favor del presidente.

Según Maduro, el gobernante boliviano sufre "el mismo guión político que intentaron aplicar a Venezuela en enero de este año y que nuestro pueblo derrotó en paz con una firmeza y paciencia infinita".

"Es lo que hoy promueven contra Bolivia y el presidente Evo Morales. Un golpe de Estado y el desconocimiento de la voluntad popular expresada en elecciones libres y legítimas", sostuvo. (EFE)