Siembra y Cosecha de Agua, una herramienta contra los efectos del cambio climático

El proyecto de Foncodes, que ganó el ‘Premio a las Buenas Prácticas en Gestión Pública', ya benefició a 197 familias en comunidades afectadas de la escasez del agua.
El proyecto ya ha beneficiado a casi 200 familias. | Fuente: Difusión (vía Andina)

El proyecto ‘Siembra y Cosecha de Agua’ de Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) es una iniciativa para llevar y preservar agua en las comunidades más pobres del Perú en las que este recurso ha comenzado a escasear como consecuencia de la sobreexplotación y el cambio climático. Este año, ganó el ‘Premio a las Buenas Prácticas en Gestión Pública’, organizado por Ciudadanos al Día, el cual reconoce proyectos innovadores del Estado que sirven al ciudadano y que se pueden replicar.

La clave del éxito está en el nivel de compromiso que logaron de parte de las familias que se han beneficiado por el proyecto, 197 en total, en las comunidades de Quellopampa, Quilcacassa y Pisquiccosa, en Apurímac. Según explicó Hugo Vila, coordinador técnico de Foncodes, los beneficiados son usuarios del proyecto Haku Winay que lograron habilitar 112 sistemas de siembra y ‘cosecha de agua’. “Son comunidades afectadas por el calentamiento global”, cuenta el funcionario.

Lucha por la preservación. Este fenómeno se manifiesta en la escasez de lluvias, la deforestación y el sobrepastoreo, lo que afecta las principales actividades económicas de las comunidades: la agricultura y la ganadería. Ante esto, el proyecto ha logrado generar una reserva de más de 400 mil metros cúbicos de agua, almacenados en ‘qochas’ (lagunas en quechua) rústicas o minipresas y destinados a la mejora de pastos naturales y cultivos.

Vila cree que el compromiso de las comunidades ha sido vital para el proyecto, el cual espera replicar en otras comunidades usuarios del proyecto Haku Winay, especialmente en la sierra sur, la zona más afectada por el cambio climático. Según él, los agricultores y ganadores son cada vez más conscientes de la necesidad de cuidar la naturaleza y no sobreexplotar sus recursos. Un actor vital en este proceso es el yachachiq, un miembro de la comunidad que es capacitado por profesionales en tecnología agropecuaria y luego enseña al resto.

El cambio climático afecta a comunidades de la sierra peruana cuyas principales actividades son la agricultura y la ganadería. | Fuente: Foncodes
Ejes del proyecto Haku Wiñay. | Fuente: Foncodes
¿Qué opinas?