AMLO y Estados Unidos: una relación que abre interrogantes a horas de las elecciones en México

En su discurso de cierre de campaña, Andrés Manuel López Obrador aseguró que México "nunca será piñata de ningún gobierno extranjero".
López Obrador, líder en todos los sondeos, remarcó que el país mantendrá "relaciones cordiales y fructíferas con todos los países del mundo". | Fuente: AFP

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es favorito a ganar las presidenciales en México el próximo domingo, pero su probable victoria abre interrogantes sobre la crucial relación con Estados Unidos.

¿Cómo manejará AMLO su política exterior y su relación con Donald Trump? En su discurso de cierre de campaña en el Estadio Azteca y ante 80.000 personas, López Obrador, líder en todos los sondeos, remarcó que el país mantendrá "relaciones cordiales y fructíferas con todos los países del mundo".

"No le faltaremos el respeto al gobierno de Estados Unidos porque no queremos que nadie ofenda al pueblo y a la nación mexicana. Pero México es un país libre y soberano, y nunca será piñata de ningún gobierno extranjero", aseguró.

Relación AMLO-Trump

Habló especialmente de Estados Unidos, con quien México mantiene una tensa relación desde que Donald Trump ocupa la Casa Blanca, con un marcado discurso antimexicano y una dura posición en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

"Por geopolítica, vecindad, amistad, economía, comercio, migración y cultura estamos obligados a entendernos. No le faltaremos el respeto al gobierno de Estados Unidos porque no queremos que nadie ofenda al pueblo y a la nación mexicana", dijo AMLO en tono conciliador.

No obstante, el fuerte carácter y el espíritu patriótico de López Obrador hacen prever un potente choque con el jefe de la Casa Blanca, algo que no tiene por qué ser perjudicial.

"Un presidente respondón y que dé la cara por México, que nos defienda, va a ser bien recibido socialmente y será una buena actitud ante Donald Trump. Irónicamente, esto es de lo que ha carecido el gobierno actual", dijo a Efe el especialista en Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Manuel Valencia.

En este punto coincidió la politóloga y periodista Denise Dresser: "Trump es un 'bully' (matón), y los 'bullies' solo paran cuando se ofrece resistencia", dijo recientemente en entrevista con Efe al presentar el libro Manifiesto mexicano. Cómo perdimos el rumbo y cómo recuperarlo.

Su máxima es: "La mejor política exterior es la interior", por lo que centrará sus esfuerzos en impulsar el desarrollo nacional, así como acabar con la inseguridad y la lucha anticorrupción, convencido de que un México fortalecido tendrá más relevancia internacional.

TLCAN e inmigración: los grandes ejes

El tono de la relación dependería mucho de lo que pase con los dos grandes ejes de la agenda bilateral: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el tema migratorio, opinó AFP el exembajador de Estados Unidos en México y académico del Wilson Center, Earl Anthony Wayne.

Si se logra un acuerdo sobre el TLCAN antes del 1 de diciembre, que es cuando AMLO debe asumir, y si para entonces la situación en la frontera está en calma, habrá más espacio para una relación más positiva", estimó Wayne.

México destina el 80 % de sus exportaciones a Estados Unidos lo que lo hace su principal socio comercial. AMLO ya dijo que apoya el TLCAN.

Similitudes

¿Podría una chispa encender un enfrentamiento entre Trump y AMLO? Quizás, pero la relación entre Estados Unidos y México va más allá del estilo de estos líderes, que en este caso presenta similitudes.

"AMLO se parece mucho más a Trump que su antecesor", dijo Katherine Pereira, directora asociada del centro sobre Latinoamérica del Atlantic Council.

Tanto AMLO como Trump "son nacionalistas que protestaron contra el orden establecido y los partidos políticos tradicionales. No están interesados en aprender detalles de las políticas. Han mostrado intolerancia", señaló Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano.

Sin embargo, marcó una diferencia clave: AMLO, exalcalde de Ciudad de México, es un político de raza, en carrera por la Presidencia por tercera vez, mientras que Trump, como magnate inmobiliario con fama mediática, es un novato en estas lides.

Según los expertos, dos temas darían margen para un entendimiento AMLO-Trump si la volatilidad de la cuestión fronteriza no empaña el vínculo: ambos quieren un aumento de salarios en México y ambos favorecen una mayor cooperación para lidiar con los problemas de seguridad en Centroamérica, combustible de la migración.

(AFP y EFE)

¿Qué opinas?