John Kerry, secretario de Estado de los Estados Unidos
John Kerry, secretario de Estado de los Estados Unidos. | Fuente: EFE

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, dijo que la reunión internacional de hoy en Viena marca "el comienzo de un nuevo proceso diplomático" para poner fin al conflicto en Siria, el más "prometedor" hasta ahora porque está centrado "en el futuro" y no en las causas de la guerra civil.

"La situación diplomática hoy es más prometedora que en mucho tiempo, debido a los actores que se han reunido en esta mesa", señaló Kerry en declaraciones a la prensa después de la reunión de 19 países, entre ellos Rusia e Irán, sobre cómo llegar a una transición en Siria.

Esos países acordaron que, bajo los auspicios de la ONU, se exploren las modalidades de un alto el fuego en todo el país, mientras que en paralelo se prosiga un renovado proceso político.

"Pasaremos los siguientes días trabajando en las modalidades (de este acuerdo) y nos volveremos a reunir en algún momento de las próximas dos semanas para seguir con estas consultas. Todos tenemos un sentido de urgencia", afirmó Kerry.

El proceso político debe resultar en la formación de un "Gobierno creíble, inclusivo, no sectario; seguido de una nueva Constitución y elecciones" que deben ser "libres y justas, en las que todos los sirios, incluida la diáspora, puedan participar", añadió.

"Este es el comienzo de un nuevo proceso diplomático, no el capítulo final", subrayó Kerry.

El jefe de la diplomacia estadounidense opinó que lo que hace que el proceso sea "real esta vez", después de varios intentos fracasados de negociar una solución política en Siria, es que ha incluido a los representantes de "todos" los actores estatales que apoyan "a un lado u otro".

"Me voy de Viena con un nuevo sentido de posibilidad" sobre las opciones de un proceso exitoso, aseguró Kerry, que también reconoció que será "difícil" llevarlo a término.

Kerry también negó que Estados Unidos haya tratado de influir en las negociaciones con su anuncio hoy de que enviará un pequeño contingente de tropas a una zona del norte de Siria controlada por los kurdos, para asesorar a los opositores al régimen de Bachar al Asad que luchan en esa región contra el Estado Islámico (EI).

"Es una coincidencia que se anunciara hoy. Había oído que se estaba barajando, pero no supe hasta esta mañana que se había tomado la decisión" en la Casa Blanca, aseguró Kerry en respuesta a una pregunta sobre el tema.

EFE