Más de 250 personas resultaron heridas en este atentado, por lo que se teme que la cifra de muertos aumente. | Fuente: EFE

Al menos 45 personas murieron y 261 resultaron heridas en una doble explosión perpetrada ayer en un mercado en las áreas tribales del noroeste de Pakistán, según el último recuento difundido por las autoridades locales.

“La cifra de muertos ha ascendido a 45 y un total de 261 heridos fueron trasladados a un hospital en Parachinar”, localidad donde ocurrió la doble explosión y capital de la región tribal de Kurram, afirmó un portavoz del Gobierno regional, Farid Ullah.

Según el vocero, 13 de los fallecidos sucumbieron a las graves heridas después de ser hospitalizados, mientras que 62 que se encuentran en estado crítico fueron trasladados a un centro médico de la ciudad de Peshawar. Ullah dijo que 78 de los heridos han sido dados de alta.

En la tarde de ayer, apenas dos horas antes de que el imán llamase a romper el ayuno como parte del mes sagrado de Ramadán, que está a punto de concluir, una doble explosión con unos pocos minutos de diferencia sacudía un concurrido mercado en Parachinar.

Otro atentado. Este ataque se produjo horas después de que un atacante suicida hiciese volar por los aires un vehículo cargado de explosivos en la entrada de un cuartel policial en Quetta, capital de la provincia de Baluchistán.

Cargado con entre 75 y 80 kilogramos de explosivos, la furgoneta bomba acabó con la vida de 11 personas y dejó heridas a otras 25, explicó en su informe el Equipo de Desactivación de Bombas del Ministerio de Interior paquistaní. (EFE)

Aunque la violencia en Pakistán ha disminuido considerablemente los últimos años a raíz de dos operaciones militares lanzadas por el Ejército paquistaní, las áreas tribales y Baluchistán siguen siendo las zonas más azotadas por la insurgencia en el país.
Aunque la violencia en Pakistán ha disminuido considerablemente los últimos años a raíz de dos operaciones militares lanzadas por el Ejército paquistaní, las áreas tribales y Baluchistán siguen siendo las zonas más azotadas por la insurgencia en el país. | Fuente: EFE
Pakistán lanzó en febrero un operativo militar en todo el país contra los insurgentes, bautizado como operación Radd-ul-Fasaad (Eliminación de la discordia, en árabe).
Pakistán lanzó en febrero un operativo militar en todo el país contra los insurgentes, bautizado como operación Radd-ul-Fasaad (Eliminación de la discordia, en árabe). | Fuente: EFE