Estocolmo
Cinco personas murieron en el atentado de Estocolmo. | Fuente: AFP

La fiscalía sueca pidió cadena perpetua para el uzbeko Rakhmat Akilov, autor confeso del atentado con camión de hace un año en el centro de Estocolmo, en el que murieron cinco personas y hubo más de media docena de heridos.

"Cualquier otra pena que no sea cadena perpetua está excluida. No hay ninguna circunstancia atenuante. Al contrario, hay muchos agravantes", dijo hoy el fiscal Hans Ihrman al término de su alegato en el juicio que se celebra en Estocolmo.

Ihrman señaló que se trata de un delito de terrorismo "en su forma más evidente".

"Quería asesinar a ciudadanos suecos, los que estuvieran en la calle, cualquiera. Atropelló a familias enteras, mujeres, niños, jóvenes, viejos. Le daba igual. Y esa frialdad la ha mostrado día tras día en esta sala", afirmó.

Akilov, que ha aceptado los cargos de terrorismo, admitió durante su declaración ante el tribunal hace dos meses que quería obligar a Suecia a abandonar la coalición internacional contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y lamentó que ese país nórdico patrocinase una guerra en la que mueren "millones de musulmanes inocentes".

El acusado recorrió más de medio kilómetro de la principal calle peatonal de Estocolmo el 7 de abril de 2017 atropellando a viandantes con un camión robado minutos antes, hasta estrellarse contra la fachada de unos grandes almacenes.

El uzbeko, un solicitante de asilo con orden de expulsión de Suecia, huyó del camión al no explotar la bomba casera que había colocado en su interior, y fue capturado por la policía en un suburbio de Estocolmo horas después del ataque, que no ha sido reivindicado por ISIS. (EFE)