Militantes del Estado Islámico. | Fuente: Dominio Público

Tristemente famoso por ejecuciones masivas, el Estado Islámico se declaró responsable de los atentados en París, Francia, que han dejado al menos 127 muertos. Si bien se sabe que existe desde 1999, se volvió relevante cuando se unió a Al-Qaeda en 2004. El Estado Islámico dio un paso más en su expansión cuando declaró en Iraq en junio de 2014 que estableció un califato, es decir un estado goberando bajo las leyes del Islam o Sharia.

Así comenzó su llamado a islámicos alrededor del mundo a migrar a territorio bajo su control y unirse a la llamada "guerra santa". Yihadistas de todo el mundo, particularmente Europa, han viajado principalmente a Iraq y Siria para sumarse al grupo.

El grupo terrorista, también conocido como ISIS, ha logrado controlar vastos terrenos en Iraq y Siria. Los ciudadanos bajo su control deben seguir estrictas reglas, la desobediencia significa ejecución, como la que sufren las tropas opositoras que capturan. Esto ha ocasionado que cientos de miles de ciudadanos huyan a países vecinos o a Europa como refugiados.

Atentados en París dejaron al menos 127 muertos. | Fuente: AFP

¿Pero qué quiere exactamente?

Los yihadistas que pertenecen al Estado Islámico son extremistas que se consideran como los únicos verdaderos creyentes y consideran que los no creyentes (el resto del mundo) busca destruir el Islam. Por ello no importa si se traten también de musulmanes o no musulmanes, ISIS igual los ejecuta o decapita.

Al-Qaeda (responsable de los Atentados del 11 de septiembre de 2001 en las Torres Gemelas), grupo del que se desprendió el Estado Islámico en 2013, incluso ha cuestionado la brutalidad en el proceder en este grupo liderado por Abu Bakr al-Baghdadi.

¿Cómo se financia?

El Estado Islámico vende en el mercado negro el petróleo crudo y refinado que consigue en territorios capturados. Los terroristas incluso lograron desabastecer a Siria de este recurso.

¿Quiénes lo combaten?

En Iraq y Siria, miembros de la OTAN liderados por Estados Unidos, entre ellos Francia, realizan ataques aéreos, brindan soporte y entrenan a soldados. Jordania es también uno de los más grandes opositores del Estado Islámico, el rey Abdalá II de este país incluso ha liderado personalmente los ataques contra los terroristas desde un avión de caza. Rusia también inició en octubre una ofensiva contra los terroristas en octubre.

Si bien Estados Unidos y Rusia han afirmado que el Estado Islámico se debilita y pierde cada día más seguidores, su brutalidad ha sido expuesta al mundo el viernes en París.