Con un concierto en el que facturaron rock y blues de alta calidad, los Rolling Stones agrandaron este lunes su leyenda en la Ciudad de México en el primero de los dos conciertos que ofrecerán esta semana.

Dos horas fueron suficientes para que el grupo británico demostrara porqué es catalogada como la "banda más grande del mundo" en la penúltima parada de su gira "América Latina Olé Tour".

A las 21.00 horas locales comenzó el repaso sonoro de los Stones ante 60.000 seguidores que llenaron el Foro Sol y éste arrancó con la clásica "Start me up" ante la euforia de los presentes.

La banda, que volvió a México por primera vez desde el 2006, interpretó "It's only rock and roll (but I like it)" como segunda canción.

El líder de la banda, Mick Jagger, apreció vestido con un saco rojo de lujo y pantalones negros y de inmediato conectó con el público mexicano "¡Hola México, hola güey!", dijo en español a manera de bienvenida para seguir con "Tumbling dice".

"Hace 10 años que no estábamos en México, es chingón (bueno) estar de vuelta. Antes tomábamos tequila y ahora tomamos mezcal", expresó Jagger ante los gritos de sus fanáticos.

Vino "Out of control" y luego "Street fighting man", que fue la canción más votada por los "fans" en redes sociales tras la que siguieron "Wild horses", "Paint it black" y "Honky tonk women".

"La estamos pasando bien en México. Fuimos al Zócalo y a las Pirámides (de Teotihuacán) y lo mejor fue cuando fuimos a las luchas y yo me quise subir al ring", contó Mick Jagger, quien aprovechó para presentar a toda la banda y a sus músicos de acompañamiento, un momento especial ocurrió cuando dijo: "y en la guitarra, mi compadre Keith Richards".

Uno de los mejores momentos del concierto llegó cuando regresó Jagger a la voz y la banda presentó "Midnight rambler", una pieza en la que demostraron porqué son el mejor grupo tocando blues y rock and roll, tal fue el dominio del escenario que Jagger hizo cantar a su gusto a los 60.000 asistentes.

Los cuatro Stones, todos con más de 70 años, demostraron que la fuerza de sus canciones y la suya no ha menguado y al contrario sonaron potentes y con un audio impecable.

Cabe señalar que el próximo jueves la banda dará su segundo concierto en la Ciudad de México.

La gira "Olé" comenzó en Santiago de Chile y posteriormente pasó por Buenos Aires (Argentina), Montevideo (Uruguay), Río de Janeiro, Sao Paulo, Porto Alegre (Brasil), Lima (Perú) y Bogotá (Colombia).

La visita de los Rolling Stones a México marca la penúltima parada de su gira latinoamericana antes de su paso por La Habana, donde ofrecerá un concierto gratuito el 25 de marzo. EFE

¿Qué opinas?