Archivan investigación por muerte de niña en operativo antiterrorista

El caso de la menor Zoraida Caso Asparrin (09) fue archivado debido a que no se pudo determinar si la bala que acabó con su vida provino de las FFAA o del grupo terrorista al que enfrentaban.
Mindef (Referencial)

La investigación realizada por el fallecimiento de una niña de nueve años durante un enfrentamiento entre fuerzas del orden y senderistas en Acobamba (Junín), fue archivada “provisionalmente” por el Ministerio Público debido a que no se pudo determinar con exactitud de dónde provino el disparo.

Se determinó sí que la causa de la muerte de la pequeña Zoraida Caso Asparrin fue por “herida perforante por proyectil de arma de fuego” sufriendo “traumatismo torácico abdominal abierto” a lo que se añade una “laceración cardiaca” causándole la muerte instantánea.

El Fiscal Adjunto Provincial encargado de la Fiscalía Especializada en Terrorismo y Lesa Humanidad de Huánuco por disposición superior del Presidente de la Junta de Fiscales, dispuso el archivamiento del caso y acto seguido, oficiar al Departamento de Investigación de Homicidios DIVINHOM-Lima a fin de que prosiga con la investigación para determinar de dónde provino el proyectil y, del mismo, modo que se amplíe el Dictamen Pericial de Balística Forense.

El análisis del caso y apreciación de los hechos que forma parte de los considerandos de la resolución, precisa que la niña recibió el disparo por la espalda y a larga distancia. Además, el cuerpo de la menor presentaba “signos de violencia externa perimortem”.

“ (..) signos de violencia en el occiso: herida de bala en el tórax, arrastre, sangre en la escena y cuerpo del occiso; nariz con presencia de golpes y heridas; dedos con laceraciones y heridas; precisan que el cuerpo fue encontrado en medio de arbustos, plantas de chilca y palo, con los pies hacia arriba”, dice el documento.

Se indica que la investigación estuvo a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos Contra el Terrorismo y Lesa Humanidad de Leoncio Prado (Tingo María) a cargo de la fiscal Eneida Aguilar Solorzano

Asimismo, las FFAA brindaron el apoyo logístico para las diligencias en el lugar de los hechos. Sin embargo, esta se frustró dado que cuando sobrevolaban Ranrapata en preparación para el aterrizaje de los helicópteros, estos recibieron fuego hostil lo que obligó al repliegue y suspensión de la diligencia.

"(..) empero no ha sido posible determinar la forma y circunstancias en las que la menor agraviada recibió el impacto del proyectil que le causó la muerte, así como determinar de donde provino el mismo (..) pues durante la diligencia se han producido intercambio de disparos con presuntos narco terroristas".

La fecha fatídica fue el 08 de setiembre de 2012, en circunstancias en que las Fuerzas Armadas realizaban el operativo “Operación Mantaro” en Ranrapata, distrito de Santo Domingo de Acobamba (Junín).