El catastro brinda información que ayudaría al crecimiento de las ciudades.

Para que las ciudades crezcan de manera ordenada, es primordial saber cómo se conforman. Conocer qué porcentaje del área se encuentra ocupado por viviendas, comercios, áreas verdes, vías de tránsito, qué zonas son propiedad privada y cuáles son públicas. Toda esta información la puede brindar el catastro.

El catastro es un registro que permite identificar la propiedad y, en función de eso, poder tener una idea clara del estado del régimen de propiedad del suelo, tanto en el área urbana como en el área rural. Esto permite incorporarlo a los procesos de gestión administrativa de las municipalidades, para estimar el pago de tributos”, explicó el urbanista José García Calderon.

Esta herramienta permite que los municipios tengan conocimiento de cuánto mide un terreno, a quién le pertenece, en qué condiciones se encuentra, si es que existe un inmueble construido sobre esa área o qué construcciones se pueden realizar. Con esta información, las municipalidades pueden tener un inventario del terreno del que disponen y con qué recursos cuentan.  Asimismo, el catastro permite calcular el valor del suelo e identificar a sus propietarios, de esta forma, la municipalidad puede incrementar su rendición tributaria, y obtener más ingresos para invertirlos en el desarrollo de su jurisdicción.

El catastro es quizás la herramienta más importante con la que debiera contar cualquier distrito, pues permite conocer la realidad del estado de los predios, identificar la evolución de las edificaciones, detectar las construcciones no declaradas, así como las urbanizaciones ilegales e invasiones de suelos no urbanos. A partir de ello se puede cobrar de forma justa el impuesto predial, principal fuente de financiamiento municipal, y los arbitrios”, señaló Aldo Facho Dede, arquitecto urbano.

Sin embargo, en Perú, la mayoría de los municipios no cuenta con un sistema de catastro actualizado. Según datos del Banco Mundial, solo 8 de 530 municipalidades tienen actualizada esta herramienta. Sin esta información, difícilmente se podrá tener un registro de la evolución del territorio.

García también indicó que el catastro permite delimitar los terrenos y diferenciar entre la propiedad de la empresa y el suelo público. Esto es muy importante, ya que facilita los trabajos de reurbanización. Asimismo, si se tiene un registro del catastro, sería posible identificar tendencias de desarrollo de las ciudades. “El catastro también es la base de la planificación urbana, pues aporta información sobre el estado de desarrollo del distrito”, indicó Facho.

Recientemente, el Banco Mundial aprobó el proyecto Catastro Nacional Urbano y Apoyo Municipal. Esta iniciativa beneficiará a 22 municipios ubicados en Lima, Chiclayo, Lambayeque y Piura, pues impulsará al desarrollo de esta herramienta con supervisión y asesoramiento técnico. Este proyecto se está financiando con un préstamo de US $50 millones. El monto total de la inversión es de US$80.9 millones, de los cuales US$30.9 provienen del presupuesto público.

Con este aporte, será posible para las municipalidades generar una herramienta actualizada con la que asegurarán su crecimiento. De ser bien aprovechada, las autoridades podrán darle el verdadero valor a sus suelos y, así, financiar la obra pública, mantener en buen estado las vías de su jurisdicción e invertir en seguridad ciudadana, entre otras labores en beneficio del ciudadano.

Para conocer la importancia de tener ciudades que satisfagan las necesidades de las personas, y saber que debemos ser responsables para cuidarlas, RPP ha lanzado la campaña Ciudades con Futuro. Esta cuenta con el compromiso de Coca Cola y Arca Continental Lindley.

¿Qué opinas?