Henry Urpeque Neciosup

El jefe de la Compañía Salvadora de Bomberos N° 27 de Chiclayo (Lambayeque), teniente brigadier César Larrea Cano, reveló que desde hace más de 10 meses deben atender las emergencias con los tanques de las máquinas oxidadas, por donde se presentan goteras al trasladar el agua para apagar los incendios.

Contó a RPP Noticias que la mayoría de estas unidades, de segunda y donadas por otros países, ya cumplieron su vida útil y deberían ser cambiadas de inmediato, pues no permiten atender las casi 10 emergencias semanales que se presentan en toda la ciudad.

“Las máquinas está oxidadas, hay goteras y se cae el agua, y los equipos que colocamos en los compartimentos. Los asientos de la máquina salvadora están con los resortes fuera, vivimos cada día una situación muy deficiente”, expresó.

Agregó que en muchas ocasiones para socorrer las emergencias se ha pedido el apoyo de las compañías de otros distritos para poder cumplir con la atención de los llamados.

“Esto es complicado para nosotros, pero tenemos que hacerlo en muchas ocasiones tenemos que pedir apoyo a la compañía de Lambayeque, Ferreñafe y Picsi, por algunas horas”, detalló Larrea.

Señaló finalmente que el municipio de Chiclayo cumplió con la entrega de un cheque de 35 mil soles para reparar la ambulancia, averiada desde hace más de un año, pero es mayor el apoyo que se necesita para poder operar con normalidad y atender a la población.

Lea más noticias de la región Lambayeque