Comisión de Educación del Congreso
La Comisión de Educación del Congreso aprobó propuestas referidas a las universidades no licenciadas y a la Sunedu. | Fuente: Congreso

Este viernes la Comisión de Educación del Congreso aprobó dos polémicos predictámenes que han generado el rechazo de parlamentarios, políticos e instituciones los cuales señalan que se trata de un retroceso en la reforma universitaria.

El primero de ellos otorga un plazo de dos años para que las universidades con licencia denegada puedan presentarse al proceso de licenciamiento de la Sunedu.

La iniciativa del congresista de Acción Popular, Darwin Espinoza, fue aprobada por ocho votos a favor, siete en contra y una abstención.

El segundo predictamen plantea cambiar la forma en que se nombra el directorio de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) y volver a un sistema similar al de la extinta Asamblea Nacional de Rectores (ANR).

Esta iniciativa, que recoge dos proyectos de ley de los congresistas Jorge Montoya y Esdras Medina, fue aprobada por 11 votos a favor y 6 en contra.

Las reacciones

La congresista del Partido Morado, Flor Pablo, integrante de la comisión, advirtió que la primera propuesta se aprobó en medio de una "confusa votación", debido a que el acta se cerró con anticipación pese a los pedidos de reconsideración de varios parlamentarios.

La legisladora informó que ha solicitado de manera oficial al presidente de la comisión, Esdras Medina, la reconsideración de dicha votación.

También en contra se mostraron sus colegas de bancada Edgard Málaga-Trillo y Susel Paredes, quienes anunciaron que defenderán la reforma educativa.

Mediante sus redes sociales, el capítulo peruano de Transparencia Internacional - Proética expresó su rechazo a las decisiones sobre la Reforma Universitaria tomadas en la Comisión de Educación presidida por Esdras Medina.

"No se debe retroceder para erradicar la informalidad y la corrupción", manifestó la institución.

Otra de las voces en contra fue de la exministra Nuria Esparch, quien lamentó que "existan universidades que estafan a la gente" y dijo que "es una vergüenza ver cómo se defiende la estafa en cadena nacional".

"¿Qué clase de Congreso es el que evita que haya mejores profesionales?", cuestionó.

También los politólogos Juan de la Puente y Fernando Tuesta se sumaron a estas críticas. El primero señaló que favorecer a las universidad no licenciadas "es un ataque directo al desarollo nacional, a la educación y a los jóvenes peruanos".

El segundo lamentó el gesto que tuvo el legislador Waldemar Cerrón (Perú Libre) de felicitar a Esdras Medina y Jorge Montoya por sus proyectos de ley sobre la elección del directorio de Sunedu. "Los extremos y la mediocridad se dan la mano", dijo el analista.