Con el apoyo de:

¿Cómo afecta la brecha digital a la educación remota?

El jefe de la dirección de innovación y tecnología educativa del Ministerio de Educación (Minedu) explicó que se están tomando en cuenta las capacitaciones a docentes y estudiantes, la falta de conectividad y las nuevas dinámicas de enseñanzas.

El Minedu estima que ocho millones de escolares están estudiando de manera remota.

La epidemia por el nuevo coronavirus también ha afectado la educación nacional. El sistema educativo se ha tenido que adaptar a una enseñanza a distancia dado el Estado de Emergencia. Se estima que son alrededor de 8 millones de escolares quienes están estudiando de manera remota.

La conectividad es una herramientas que tiene el sistema educativo; sin embargo, también es un problema en un país donde la brecha digital es grande. Según el INEI, solo el 39,3% de hogares peruanos tiene acceso a internet, pero en áreas rurales esto disminuye a un 4,8%. 

Ricardo Zapata, jefe de la dirección de innovación y tecnología educativa del Minedu, explicó a RPP, en una entrevista con Jesús Véliz, cómo está trabajando el ministerio para seguir con el servicio de educación y luchar contra esta brecha digital existente.

Luchando contra la brecha digital: infraestructura y capacitaciones

Zapata mencionó que el Minedu decidió comprar 840 mil tablets para llevar a las zonas más remotas y disminuir así parte de la brecha digital. De esta manera, se busca dar oportunidad de conexión a quienes no tienen un artefacto para conectarse.

Sin embargo, la falta de infraestructura es también un factor que agranda la brecha digital. Según dijo la viceministra de comunicaciones del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Virginia Nakagawa, en el Perú hay un déficit de 14 mil estaciones base de antenas que lleven conexión.

Zapata explicó que el ministerio está contemplando eso. “Se van a hacer herramientas y recursos educativos, tanto online como offline para la zonas más alejadas del Perú que no tenga mucho acceso a conectividad. No queremos que la tablet llegue a una zona y por algún momento el estudiante se quede sin conectividad y no pueda seguir aprendiendo”, indicó.

Además, la brecha también se mide por la capacidad y el conocimiento que tienen las personas para poder usar herramientas tecnológicas; pues de nada sirve que una persona tenga conectividad, pero no sepa usar la herramienta tecnológica

 “Sabemos que no todos los docentes están capacitados en habilidades tecnológicas y también los estudiantes, específicamente las zonas más alejadas. Hay todo un ecosistema que involucra la conectividad. En el ministerio hemos desarrollado capacitaciones para los docentes, pero esta vez también estamos apuntando al estudiante”, agregó.  

Capacidades e interacción

La brecha digital no es el único reto para el sector educación. Al cambiar de una enseñanza presencial a una remota se deben tomar en cuenta aspectos en cuanto a la interacción y las dinámicas entre docentes y alumnos.

"Nosotros estamos trabajando una estrategia pedagógica, justamente los roles del docente y estudiante donde se da la interacción. No es solamente que le doy la tableta y el estudiante ve el contenido y ya está”, dijo Zapata.

Además, asegura que se cumplirán con todas las competencias establecidas en el currículo. “Queremos promover las competencias relacionadas al currículo, dentro de un ecosistema que sea adecuado al contexto que vive la sociedad. Es un modelo de aprendizaje colaborativo, fortalecimiento de las competencias de los docentes y estudiantes, el autoaprendizaje y aprendizaje autoreflexivo”, explicó el funcionario.

Por otro lado, explicó que todo este trabajo se está haciendo con la supervisión de expertos y organismos nacionales e internacionales que apoyan y validan la estrategia. Asimismo, la estrategia no está prevista únicamente para el Estado de Emergencia, si no para promover los aprendizajes y el fortalecimiento de sus capacidades que son necesarias en el siglo XXI”.

¿Qué opinas?