Con el apoyo de:

Educación remota: ¿Cómo podemos acompañar el aprendizaje de nuestros hijos?

La cuarentena ha impactado en la educación de 9.9 millones de estudiantes peruanos, ya que el inicio de las clases fue postergado y las clases presenciales suspendidas. Conoce algunas recomendaciones para llevar mejor este aprendizaje desde casa.

Las instituciones educativas, los padres y estudiantes aún batallan para adaptarse a la realidad de las clases remotas. | Fuente: Shutterstock

La educación es un derecho fundamental para todos los ciudadanos y tiene un rol decisivo en el desarrollo de nuestro país. Ahora, debido a la pandemia de la COVID-19, el gobierno peruano ha decretado la suspensión de las clases presenciales en los colegios y en los centros de educación superior mientras se encuentre vigente el estado de emergencia nacional y sanitaria.

En este contexto, la educación remota se ha presentado como un nuevo reto tanto para los educadores, padres, madres y estudiantes. Esta modalidad de aprendizaje reclama la disposición de recursos educativos digitales y la aplicación de nuevos métodos de parte de los educadores para lograr un servicio educativo de calidad.  Sin embargo, uno de los principales desafíos de esta modalidad educativa es la necesidad de tener padres y madres que faciliten el aprendizaje en casa, ya que pueden tener dificultades debido a su tiempo disponible o a su nivel de instrucción.

Por esta razón, es importante identificar aspectos que pueden facilitar el aprendizaje en nuestro hogar y, además, aprovechar las situaciones del día a día para tener discusiones con los niños, niñas y adolescentes.

1. Organización familiar

Miles de familias se encuentran confinadas en sus casas realizando actividades como el teletrabajo, la educación virtual y también tareas domésticas. De esta manera, al tratarse de distintas personas compartiendo un hogar y con distintas necesidades, es importante encontrar el espacio y el momento ideal para llevar a cabo una rutina sin perjudicar a los otros.

Es indispensable que los miembros de la familia puedan establecer límites de acuerdo a sus prioridades y según esto, por ejemplo, decidir el la hora y el tiempo de uso de los dispositivos electrónicos o de los espacios de la casa.  

2. Respeta los horarios

Pese a que la cuarentena ha alterado las rutinas de todos los ciudadanos, es importante que los padres puedan establecer con sus hijos horarios claros, que respeten sus tiempos y que la educación remota se convierta en una oportunidad para promover una autonomía les ayude a alcanzar sus objetivos de aprendizaje.

Por esta razón, es necesario conversar sobre el tiempo que se necesita para realizar cada tarea y sacarle el máximo provecho. Por otro lado, estos horarios además de incluir las actividades de la escuela, deben tomar en cuenta también las de recreación.

3. Un lugar apropiado

El acceso a las clases virtuales y un lugar adecuado de trabajo es especialmente preocupante en un país como Perú donde, según el INEI, sólo el 39% de los hogares a nivel nacional tienen acceso a Internet y en el área rural sólo el 5%.  Por esta razón, el estado ha implementado una iniciativa de enseñanza no presencial, que a través de la transmisión de contenidos por radio y televisión, busca ofrecer oportunidades de aprendizaje a los estudiantes de zonas remotas y entornos rurales.

Por otro lado, no todas las familias cuentan con un espacio exclusivo de estudio. Por ello, es necesario que se pueda designar en el espacio ya disponible, el lugar más favorable para trabajar con tranquilidad y sin distracciones.  

4. Cuida tu salud

De acuerdo con la UNESCO, muchos niños y jóvenes cuentan con las comidas que proporcionan de manera gratuita o a costo inferior en las escuelas para poder tener una alimentación sana. Por esta razón, el cierre de los centros escolares ocasionado por la pandemia tiene incidencia en su alimentación.

Para los estudiantes es necesario tener una buena alimentación y un buen horario de sueño (entre 7 y 8 horas diarias) para poder rendir en clases, ya sea en el aula o desde casa. Asimismo, los padres y madres deben ser cuidadosos al implementar las medidas de higiene, como el lavado de manos, en la rutina del hogar.

5. Tómate un respiro

Es normal que el confinamiento pueda causar ansiedad y estrés. Por ello, es importante buscar espacios de distensión durante el estudio y el trabajo. Realizar actividades que disfrutes, hacer ejercicios físicos o simplemente descansar puede marcar la diferencia en una rutina.

Recuerda que el cuidado de la salud mental también es importante para el bienestar personal y para poder cuidar de los otros.