"Si los padres se sienten muy cargados, deben hacer actividades de descarga - como por ejemplo algún deporte -. | Fuente: Andina

La coyuntura actual ha generado que varios adultos se sientan angustiados o estresados. Y este estrés también puede transmitirse a los niños y niñas de la casa. Por eso es importante que los padres les expliquen a los menores lo que sucede y encuentren formas de descargar su angustia para no trasladársela a sus hijos. 

La psicóloga especialista en terapia cognitiva, Rebeca Podestá, explicó en una entrevista con RPP que los niños están muy conectados con sus padres y son capaces de percibir lo que les pasa, a pesar de que nadie se los diga. Ellos leen muy bien el lenguaje no verbal y corporal de sus padres y cuando sienten su angustia, pueden cambiar su comportamiento, agregó.

Puede ser que se pongan más irritables, que demanden mayor atención, que requieran más paciencia. Otros niños dejan de manifestar sus deseos o sentimientos para no incomodar a sus padres. En lugar de ser los que reciben la protección, ellos comienzan a proteger y eso es mucha responsabilidad para un niño”, explicó.

Este sentimiento en los menores puede traer consecuencias negativas. Por ejemplo, que el vínculo entre padres e hijos se debilite. Los niños piensan que ellos hicieron algo mal, entonces también se afecta su autoestima y sienten que sus padres no están para cuidarlos.

¿Qué puedo hacer para evitar que esto suceda? 

La especialista comentó que es necesario explicarle a los niños lo que sucede en el país. Dependiendo de la edad, se les debe contar de diversas maneras qué está ocurriendo. Es mejor explicarles y no esconderles la información porque de todas formas ellos sabrán que algo pasa, pero no qué exactamente.

Además, indicó que si los padres se sienten muy cargados, deben hacer actividades de descarga - como por ejemplo algún deporte -. Así ellos encuentran un espacio para relajarse y cuando están con sus hijos no le transmiten el estrés o la preocupación.

El vínculo entre padres e hijos es sumamente importante en los niños ya que este ayuda a que ellos se desarrollen física y cognitivamente. Asimismo, les da herramientas sociales y emocionales para cuando sean adolescentes o adultos.