RPP

Decenas de vehículos se encuentran varados en la vía interoceánica que conecta las regiones de Cusco y Madre de Dios, como consecuencia de los derrumbes producidos por laslluvias en la zona.

Los sectores más afectados son San Miguel, en el distrito de Quincemil y Limacpunco, en Marcapata, provincia de Quispicanchi.

A pesar de los trabajos realizados por la empresa Conirsa, encargada de los trabajos de construcción y mantenimiento de la vía, el paso de las unidades vehiculares, es restringida, por temas de seguridad.

Lea más noticias de la región Cusco