Se debe evitar tablets, celulares o televisión para que el niño se concentre.
Se debe evitar tablets, celulares o televisión para que el niño se concentre. | Fuente: Andina

El momento de la alimentación en los niños y niñas es sumamente importante para su desarrollo. Y, además de ser clave por el tema nutricional, también funciona como un espacio para que los padres o cuidadores generen un vínculo con los menores.

Durante este momento donde los adultos alimentan al niño, se debe generar un vínculo “ida y vuelta”, explicó Paul Lucich, jefe de nutrición de CARE Perú. Es decir, que las acciones de los niños tengan una reacción en los adultos y viceversa, que entre ambas partes se entiendan.

Por ejemplo, si el niño da señales de hambre, los padres deberán reconocerla. “Si el niño emite una señal, el adulto o cuidador debe interpretarla adecuadamente. Saber cuál es la respuesta y brindarle alimento si es el caso”, indicó Lucich.

Esta forma de actuar fortalece el vínculo emocional, el apego seguro y el desarrollo en los niños. Además del acto específico de comer que hace que se desarrollen físicamente.

Mientras el niño esté comiendo es mejor que lo haga sin distracciones. Se debe evitar tablets, celulares o televisión para que el niño se concentre, aconsejó el especialista. 

Asimismo, es mejor que el niño comparta este espacio en la mesa con los demás familiares. El representante de CARE explicó que esto genera una alimentación receptiva con los cuidadores y los niños aprenden de ellos. 

Al momento de darle de comer a un niño no basta con pensar que solo se le están dando nutrientes para que se desarrolle bien físicamente. Este es un gran espacio para trabajar la relación entre cuidador y niño que a futuro le dará muchas habilidades sociales y emocionales al menor.