Son casi ocho millones de escolares que estudian de manera remota dada la crisis por el nuevo coronavirus.
Son casi ocho millones de escolares que estudian de manera remota dada la crisis por el nuevo coronavirus. | Fuente: Andina

En el marco de la tercera edición de la campaña Integración al Bicentenario organizada por RPP, se presentó el programa especial sobre la educación de nuestro país: “El país que educamos”. Diversos expertos hicieron un análisis sobre los desafíos que enfrenta el sector educación y qué se debe rescatar luego del Estado de Emergencia.

Fernando Carvallo fue el conductor del programa donde también participaron Mariana Rodríguez, presidenta Empresarios por la Educación; Martín Benavides, Ministro de Educación; y César Guadalupe, investigador y profesor de la Universidad Pacífico. 

“El sistema educativo peruano enfrenta hoy su examen más exigente, impartir educación a distancia a todos los estudiantes de nuestro país con un repertorio de problemas y deficiencias que se arrastran desde los orígenes de nuestra república”, mencionó Carvallo. 

La educación en plena pandemia

Así como otros 171 países, el Perú ha tenido que cerrar todos los colegios a nivel nacional debido a la crisis por el nuevo coronavirus. De un momento a otro, casi 8 millones de escolares están estudiando de manera remota.

“Cuando se da el Estado de Emergencia, nosotros como Minedu nos propusimos buscar la forma de garantizar la continuidad del servicio educativo. En ese sentido, nos propusimos diseñar una plataforma multicanal que tenga salida a través del internet, radio y TV. Con una orientación pedagógica vinculada al currículo que por el momento está cumpliendo su prometido y estamos buscando entrar a una siguiente fase”, explicó el ministro Benavides.

Pero la educación remota se enfrentó a otro gran problema en nuestro país: la brecha digital. “Es evidente que las soluciones que han podido plantearse, de manera rápida y sin necesariamente estar preparados, son más fáciles de diseñar e implementar en zonas urbanas que rurales. El no contar con acceso a internet, a dispositivos digitales, a banda ancha ha hecho que no podamos llevar soluciones mucho más modernas y avanzadas a las diversas zonas de nuestro país”, explicó Mariana Rodríguez.

Además de combatir la brecha digital, desde el ministerio se está pensando contenido con un enfoque de equidad e inclusión, comentó Benavides. Aseguró que se está trabajando con lenguaje de señas y lenguas originarias para que este servicio de aprendizaje llegue a la máxima cantidad de escolares.

La fiscalización: colegios públicos, privados y universidades

Existen 80 mil colegios públicos en el país que en teoría son suficientes para el número de alumnos matriculados. Sin embargo, hay un problema de planificación territorial que explica César Guadalupe.

“Hay zonas de expansión urbana donde empezamos a tener problemas porque, como no se reservaron los espacios o los procesos para construcción de locales se demora, son zonas en las cuales a veces no hay servicio, entonces las personas terminan aglomerándose. Una reorganización y planificación territorial – que no tenemos – son importantísimas para el desarrollo y la mejora del sistema”, sostuvo el especialista.

La fiscalización a las escuelas es también un factor decisivo para asegurar la calidad educativa, puesto que algunos colegios privados no cumplen con los estándares. “Los análisis muestran que los estudiantes de escuelas privadas ubicadas en distritos con alta concentración de pobreza tiene resultados iguales, o a veces peores, que los estudiantes de gestión pública de los mismos lugares”, explicó Carvallo.

Por otro lado, la supervisión y fiscalización a las universidades, que realiza la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) y que continuará en los últimos años, es vital. “Nuestro país ha terminado un proceso de licenciamiento que ha derivado en una reducción del número de universidades porque hay universidades que no ofrecían las condiciones básicas de calidad”, afirma el ministro Benavides.

Los desafíos en la infraestructura 

Benavides indicó que se está trabajando para cerrar las brechas en infraestructura que existen a nivel nacional: “Estamos mejorando e incorporando más recursos al sector, pero hay todavía desafíos enormes, la infraestructura para comenzar. Es una necesidad muy grande que no se va a agotar en los planes de mantenimiento, seguridad, acceso a agua que estamos pensando”. 

Uno de los proyectos, comentó, es llegar a 859 locales escolares para poder mejorar su conectividad a los servicios de agua y saneamiento. Durante estos momentos de crisis sanitaria, los alumnos no asisten a los colegios, pero una vez que vuelvan estas condiciones no pueden seguir así.

La Covid-19 dio un giro inesperado al sistema educativo. Sin embargo, todo este trabajo debe aprovecharse para el futuro. “Además de estar atendiendo la emergencia que nos ha planteado nuevos desafíos, pero también nuevas oportunidades. Nosotros estamos convencidos que tenemos una oportunidad que nos va a permitir hacer una innovación en el sistema educativo”, comentó el ministro Benavides. 

Integración al Bicentenario, tercera edición, es organizado por RPP con el apoyo de Movistar y en alianza técnica con la Unión Europea. Si quieres ver el programa especial "El país que educamos" puedes hacer click aquí