Abogada Giulliana Loza sustentó el pedido de apelación. | Fuente: Foto: Andina

La Segunda Sala Penal de Apelaciones del Poder Judicial no aceptó unos documentos presentados por la defensa de Keiko Fujimori para que los magistrados tengan en cuenta opiniones de otros abogados al momento de evaluar el pedido para revocar la prisión preventiva contra la excandidata presidencial.

Al momento de iniciarse la audiencia, la abogada Giulliana Loza presentó varios documentos bajo la figura del amicus curiae, elaborado por los abogados Carlos Caro Coria, Domingo García Belaunde y otros expertos, sobre la prisión preventiva.

El amicus curiae –expresión latina que se puede traducir como "amigo del Tribunal"– es un informe escrito que puede ser presentado por una persona natural o jurídica que, a pesar de no tener un interés directo en el caso, interviene en él para defender un interés de trascendencia general, como cuando está en juego la defensa de los derechos fundamentales.

"No es un medio de prueba, es un documento para ilustrar a la Sala Penal (…)", refirió la abogada.

El juez Octavio Sahuanay devolvió los documentos y argumentó que estos no están dirigidos a la Segunda Sala Penal de Apelaciones del Poder Judicial. Agregó que cualquier información adicional se puede argumentar en forma oral en la audiencia de hoy.

La Sala Penal de Apelaciones del Poder Judicial  inició esta mañana la audiencia en la que analiza la apelación presentada por Keiko Fujimori para revocar la prisión preventiva en su contra, en el marco de una investigación a Fuerza Popular por el presunto delito de lavado de activos agravado.

Con información de Andina.

¿Qué opinas?