La mejor preparación puede ser a la plancha, ceviche, al horno, sancochado o al vapor.
La mejor preparación puede ser a la plancha, ceviche, al horno, sancochado o al vapor. | Fuente: Andina

A nivel nacional, 4 de cada 10 niños menores de tres años tiene anemia, según la Encuesta Demográfica de Salud Familiar (ENDES 2019). La Organización Mundial de la Salud considera que si más de 2 de cada 10 niños padece de anemia, este ya es un problema de salud pública.

Los padres de familia o cuidadores pueden ayudar a prevenir la anemia desde casa con una buena alimentación. Esta tiene que contar con alimentos ricos en hierro como el pescado de carne oscura, hígado, sangrecita, bazo, entre otros.

Específicamente, el pescado es una buena opción para la alimentación de los menores en casa. Según explicó Lorena Romero, especialista en nutrición de la Sociedad Nacional de Pesquería, somos un país con mucho recurso marino, pero lo valoramos poco.

“Hay que tomar en cuenta que el pescado, sobre todo el de carne oscura - como caballa, atún, jurel, bonito - son los que tienen mayor concentración de nutrientes. Si hablamos específicamente del tema de la anemia tiene varios nutrientes que ayudan en ese sentido. Por ejemplo, el más conocido, el hierro”, comentó en una entrevista para RPP.

Asimismo, indicó que en cuanto al costo-beneficio, el pescado es una muy buena opción. En nuestro litoral hay pescados de carne oscura y la compra local genera un consumo más responsable. Aseguró además que estos pescados están disponibles todo el año y son más económicos.

¿A qué edad y cómo se lo doy a mis hijos?

La especialista explicó que lo más saludable es darle pescado a los niños desde los seis meses de edad y como alimentación complementaria. La cantidad debe ser de dos cucharadas y va aumentando conforme el niño va creciendo.

A los seis meses el pescado se le pueda dar mezclado con su papilla y a partir del año ya el niño puede comer de la olla familiar. La frecuencia debería de ser de dos veces a la semana y los otros días otro tipo de carne.

Asimismo, la nutricionista recomendó que el pescado no sea frito ya que así pierde algunos nutrientes y se le agrega mucha grasa. La mejor preparación puede ser a la plancha, ceviche, al horno, sancochado o al vapor.

Prevenir y combatir la anemia es un trabajo que el Estado debe hacer de manera intersectorial. Sin embargo, desde casa también debemos trabajar para que nuestros hijos estén saludables y puedan desarrollarse de manera correcta.