¡Salvemos nuestros océanos! Los desechos de la COVID-19 afectan a cientos de especies marinas
Se estima que 129 000 millones de mascarillas y 65 000 millones de guantes se utilizan cada mes en todo el mundo, según Environmental Science and Technology. | Fuente: Shutterstock

¿Sabías que cerca del 75% del plástico generado por la COVID-19 llegará como desechos a vertederos y mares? Estos datos de ONU Medio Ambiente nos hacen reflexionar sobre cómo nuestros hábitos en cuarentena pueden empeorar la contaminación ambiental, que ya ocasionaba daños a nuestro mar.

Las circunstancias actuales nos han llevado a consumir más plástico en distintas formas, por ejemplo, a través de los implementos de bioseguridad. Un estudio reciente publicado en la revista Environmental Science and Technology estima que 129 000 millones de mascarillas y 65 000 millones de guantes se utilizan cada mes en todo el mundo.

Además de esto, se fabrican miles de botellas para los desinfectantes y alcohol, mientras que la alta demanda del servicio por delivery ha aumentado el uso de bolsas, tápers y cubiertos no reutilizables de plástico y tecnopor. La crisis sanitaria ha empeorado la contaminación de los océanos; si no tomamos conciencia a tiempo, se estima que en 2050 habrá más plástico que peces en los mares.

Tortugas, peces y aves necesitan nuestra ayuda

Datos de la WWF indican que, al año, más de 700 especies marinas son afectadas por el plástico que llega a los océanos. Miles de ballenas, tortugas marinas, peces y focas confunden los pedazos de plástico con comida y al tragarlos les causan serios daños como obstrucciones intestinales que pueden llevarlos a la muerte.

De igual forma, las bolsas, guantes y mascarillas envuelven las patas o picos de aves y especies acuáticas, provocándoles heridas, asfixia e impidiendo que puedan alimentarse de forma correcta. Datos de Greenpeace indican que cada año más de un millón de aves y más de 100 000 mamíferos marinos mueren como consecuencia de los plásticos que llegan al mar.

Todo lo que arrojamos al océano vuelve hacia nosotros: se han encontrado microplásticos (pedazos de hasta 5 mm) dentro de la fauna marina que llega a nuestra mesa, así como en la sal, la miel y el agua de grifo. El Ministerio del Ambiente advierte que sus efectos en los humanos pueden incluir la alteración en el metabolismo energético, desórdenes de alimentación y cambios en la fisiología hepática.

Los desechos plásticos que llegan al mar provocan heridas, asfixia e incluso la muerte de muchos animales.
Los desechos plásticos que llegan al mar provocan heridas, asfixia e incluso la muerte de muchos animales. | Fuente: Shutterstock

Consejos para no contaminar: ¿Cómo desechar guantes y mascarillas?

Lo primero que debes saber es que, tal como menciona la WWF, algunas de las mejores formas de prevenir la COVID-19 no incluyen el plástico: lavar tus manos con agua y jabón, cumplir con el aislamiento social, mantener la distancia de dos metros con otras personas y cubrirte al estornudar.

Si sales a espacios públicos donde es difícil mantener el distanciamiento social, puedes emplear mascarillas higiénicas (también llamadas “de tela”). Para elegir la más adecuada ten en cuenta las especificaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el tipo de tela, el nivel de filtrado y de respirabilidad. Recuerda que este tipo de mascarillas pueden proteger a las personas que te rodean; para protegerte tú mismo debes mantener la distancia mínima y seguir las medidas preventivas.

De igual forma, la WWF agrega que los guantes y mascarillas quirúrgicas no se reciclan. La OMS recomienda depositarlas en un contenedor de basura cerrado inmediatamente después de usarlas, lavarse las manos y no reutilizarlas. Lo ideal es ponerlos en doble bolsa bien cerrada y ubicarla en el contenedor de residuos domésticos. Nunca los tires en la calle ni al inodoro, tampoco al tacho de reciclaje o de residuos plásticos.

En la medida de lo posible, procura no usar guantes quirúrgicos para actividades diarias, es preferible emplearlos solo en situaciones concretas como en centros de salud o al tratar con personas contagiadas. En cambio, mantén una adecuada y constante higiene de manos: con agua y jabón o con gel desinfectante con un mínimo de 60% de alcohol.

Si pides comida por delivery, asegúrate de que usen envases amigables con el medio ambiente o reutilizables; solo debes desinfectarlos para volverlos a usar. Asimismo, evita pedir bolsas y cubiertos de plástico. Si sales a comprar lleva una mochila o un carrito de compras.

Durante el aislamiento social también podemos ser responsables con el medio ambiente. Miles de especies marinas necesitan nuestra ayuda: protejamos nuestro mar practicando el civismo y manteniendo hábitos responsables.

Océanos Saludables es una campaña de la Unión Europea y RPP que busca sensibilizar a la población sobre la contaminación de los océanos, la cual se ha acentuado con los desechos producidos durante la pandemia.

No tires los guantes y mascarillas al piso ni al inodoro. En cambio, deposítalos en un contenedor de basura cerrado inmediatamente después de usarlos.
No tires los guantes y mascarillas al piso ni al inodoro. En cambio, deposítalos en un contenedor de basura cerrado inmediatamente después de usarlos. | Fuente: Shutterstock