ACR Ausangate
El ACR Ausangate comprende parte de la cadena del nevado Ausangate, del nevado Quelccaya, la laguna de Sibinacocha y ecosistemas de pastos alto andinos. | Fuente: ACR Ausangate

El Gobierno estableció el Área de Conservación Regional (ACR) Ausangate sobre una superficie de más de 66,000 hectáreas en el distrito de Ocongate de la provincia de Quispicanchi y en los distritos de Pitumarca y Checacupe de la provincia de Canchis en la región Cusco.

A través de un Decreto Supremo N° 12-2019-Minam, publicado este jueves en el boletín del diario El Peruano, se establece que el objetivo es conservar una muestra representativa de la ecorregión puna de los Andes Centrales del Cusco, que contiene un alto valor biológico, paisajístico y de regulación hídrica.

Vista de la laguna Sibinacocha y nevados del macizo del Ausangate, en la provincia Canchis, Cusco.
Vista de la laguna Sibinacocha y nevados del macizo del Ausangate, en la provincia Canchis, Cusco. | Fuente: Sernanp

"Incluye a los nevados del macizo del Ausangate y las áreas asociadas a éste, aportando así a la reducción de la vulnerabilidad de las especies y ecosistemas frágiles frente al cambio climático y con ello asegurar los servicios ecosistémicos que brindan en beneficio local, regional y nacional", indica la norma.

Según el Decreto Supremo, el ACR Ausangate será administrada e íntegramente financiada con cargo al presupuesto institucional del Gobierno Regional de Cusco, sin demandar recursos adicionales al Estado. 

El ACR Ausangate protege los ecosistemas de glaciares y pajonales altoandinos, así como fauna emblemática como la vicuña y el cóndor andino, consideradas de importancia a nivel internacional.
El ACR Ausangate protege los ecosistemas de glaciares y pajonales altoandinos, así como fauna emblemática como la vicuña y el cóndor andino, consideradas de importancia a nivel internacional. | Fuente: Sernanp

Además, el Gobierno Regional cusqueño será responsable de reportar el estado de la conservación del área protegida, de acuerdo a las coordinaciones y procedimientos establecidos por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

Se precisa que los derechos de propiedad y otros derechos adquiridos con anterioridad al establecimiento del ACR Ausangate no serán afectados por el Decreto Supremo; estando el ejercicio de dichos derechos al interíor del área en armonía con los objetivos y fines de su creación.

El área también es valiosa porque permite conservar las cuencas que alimentan al río Vilcanota, el cual provee más del 50% del agua potable para la región cusqueña y la energía eléctrica para Puno, Cusco y Apurímac en épocas de estiaje.
El área también es valiosa porque permite conservar las cuencas que alimentan al río Vilcanota, el cual provee más del 50% del agua potable para la región cusqueña y la energía eléctrica para Puno, Cusco y Apurímac en épocas de estiaje. | Fuente: Sernanp

Asimismo, el área protegida no limita la ejecución de obras de infraestructura vialde servicios públicos, así como el desarrollo de actividades o proyectos en su interior, "sean éstos de naturaleza pública, privada o público-privada", que sean aprobados por la autoridad competente en el marco de sus atribuciones. 

El Decreto Supremo N° 12-2019-Minam, que incluye una memoria descriptiva del ACR Ausangate, lleva la firma del presidente Martín Vizcarra y de la ministra de Economía, María Antonieta Alva, encargada del despacho del Ministerio del Ambiente.

El ACR Ausangate protege los nevados del macizo del Ausangate y las áreas asociadas a éste, aportando así a la reducción de la vulnerabilidad de las especies y ecosistemas frágiles frente al cambio climático.
El ACR Ausangate protege los nevados del macizo del Ausangate y las áreas asociadas a éste, aportando así a la reducción de la vulnerabilidad de las especies y ecosistemas frágiles frente al cambio climático. | Fuente: Sernanp

De acuerdo al Sernanp, el ACR Ausangate se logra tras un proceso participativo que incluyó la consulta previa con comunidades campesinas. El área conservará los ecosistemas de glaciares como el Quelccaya, la laguna Sibinacocha y pajonales altoandinos, así como fauna emblemática como la vicuña y el cóndor andino.

El área también es valiosa porque permite conservar las cuencas que alimentan al río Vilcanota, el cual provee más del 50% del agua potable para la región cusqueña y la energía eléctrica para Puno, Cusco y Apurímac en épocas de estiaje. En ese sentido, con su establecimiento se garantiza el recurso hídrico a 150 mil personas que viven en las comunidades cusqueñas de los distritos de Canchis y Quispicanchi.