Domingo Medina, el cusqueño declarado muerto por el RENIEC que paga sus tributos

Lo acusan de usurpar la identidad de una persona que murió a la edad de 1 año. Se dio cuenta que fue declarado muerto cuando le dijeron que no podía votar en las elecciones municipales de 2010. Desde entonces no puede hacer ningún trámite y su negocio se ha visto afectado. 

Domingo Medina es ayudado por la Defensoría del Pueblo. | Fuente: RPP

Domingo Medina Riquelme (56 años) pasó de ser un próspero empresario cusqueño a un ciudadano que sobrevive como puede desde que se enteró que fue dado por muerto para el sistema del Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (Reniec).

Su vía crucis comenzó en el 2010 cuando acudió a su mesa de sufragio para votar, pero no pudo hacerlo porque le dijeron que no figuraba en los registros. Luego se enteró que Reniec había anulado su Documento Nacional de Identidad.

Desde entonces no puede viajar, ni sacar préstamos de los bancos para abastecer su librería de material educativo, tampoco ha podido renovar el alquiler del local comercial ubicado en la avenida El Sol del Centro Histórico del Cusco. Se siente invisible ante el mundo y con mucha incertidumbre.

Medina cuenta con su partida de nacimiento, el certificado de sus estudios en colegios cusqueños y con estos documentos acudió este miércoles a la Defensoría del Pueblo donde la representante Rosa Santa Cruz dijo estar ante un caso complejo y que requerirán más pruebas para comprobar su identidad.

Medina no figura en el Reniec, sin embargo su número de RUC sigue vigente y por ende sigue tributando en la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT)

“Reniec dice que estoy usurpando una identidad que no me corresponde, yo me entero casualmente cuando fui a las últimas elecciones municipales y encontré la mesa de votación, más no estaba inscrito mi nombre, llamaron al personal de la Reniec, me dieron una constancia que no pude votar por esa situación”, explicó Domingo a RPP Noticias.

Domingo Medina | Fuente: RPP | Fotógrafo: Noemy Mamani
¿Qué opinas?