En las viviendas se están identificando recipientes de agua donde el zancudo se reproduce. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Edgardo Reto

Tras conocerse que ocho personas fallecieron por dengue y la COVID-19 en Lambayeque, la Gerencia Regional de Salud inició con la intervención de 176 mil viviendas para prevenir el dengue, con el fin de evitar más brotes de esta enfermedad.

Sin embargo, durante el primer día de intervención se detectó que en el 30 % de las casas las personas se rehúsan a dejar ingresar al personal de salud, pues temen contagiarse del nuevo coronavirus.

El responsable de la Vigilancia y Control de Vectores, José Rivas, hizo un llamado a la población a permitir el ingreso de las brigadas a sus domicilios.

“Se están identificando recipientes de agua donde el zancudo se reproduce, del mismo modo, se aplica un larvicida para evitar el desarrollo de las larvas y se hace educación sanitaria” detalló el profesional.

Hoy se intervino viviendas en el centro de Chiclayo y se hallaron 44 casas con larvas del mosquito que trasmiten el dengue, pues se informó que muchas personas tienen floreros con agua donde se reproducen las larvas del mosquito.

La situación empeora en lugares donde no tienen agua potable y guardan el líquido en baldes y recipientes por varios días, comentaron los especialistas.

Hasta el momento, se reportan 562 casos de dengue en Lambayeque. Y las campañas se priorizan en 19 distritos con presencia del zancudo Aedes Aegypti, zancudo que trasmite el dengue.

Brigadas de salud realizan trabajos de prevención en las viviendas de las zonas con vector de dengue. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Edgardo Reto