Trabajos de fumigación en las viviendas se reforzará en los distritos donde hat presencia del zancudo trasmisor del dengue. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía

En lo que va del año, ocho personas fallecieron al haber contraído el dengue y la COVID-19. La coinfección de ambas enfermedades habría ocasionado complicaciones en la salud de los pacientes, según informó el gerente regional de salud de Lambayeque, Víctor Echeandía Arellano.

Según la información dada, este año los casos se incrementaron, pues el año pasado solo una persona falleció por dengue en la región. Los pacientes con dengue y la COVID-19 fallecieron en el Hospital Almanzor Aguinaga de EsSalud, seis de ellos eran procedentes de otras regiones y dos casos autóctonos.

A la fecha, Lambayeque presenta 562 casos de dengue distribuidos en 13 de los 38 distritos de la región. Además, se han presentado 31 casos importados de otras regiones.

Ante ello, las autoridades ejecutan campañas de prevención del dengue con trabajos de fumigación en 29 distritos que tienen presencia del Aedes Aegypti, zancudo transmisor de esta enfermedad, ya que estas zonas representan mayor riesgo de desarrollar brotes de la enfermedad.

El gerente de salud, Víctor Echeandía, hizo un llamado a la población a permitir el ingreso a sus viviendas del personal de salud, con su debida identificación, para realizar las labores de prevención.

"Las brigadas de salud están debidamente identificadas y cumplen con las medidas de bioseguridad para evitar contagios de la COVID-19, por lo que no deben tener temor”, explicó.