El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), Diego García Sayán, consideró de gran importancia que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, haya anunciado la implementación de una política de "contraloría de derechos humanos" en beneficio de los ciudadanos.

García Sayán recalcó que acciones de este tipo contribuirán a ajustar las tareas y prioridades en materia de derechos humanos en el  Estado peruano.

“Esa es una tarea que tienen que asumir todos, porque cuando el Estado viola los derechos humanos el responsable es un funcionario o funcionaria, y al final esa entelequia abstracta que es el Estado se concreta en gente y la gente puede comportarse mejor”, reflexionó.

Resaltó el hecho de que en la actualidad el Estado peruano ha aprendido a ser más respetuoso de los derechos humanos y "eso tiene que ver con el hecho que la gente en el aparato estatal está entendiendo su papel y su responsabilidad".

El jurista felicitó la reciente denominación del nombre de Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y estimó que se trata de una definición que le otorgará mayor precisión a las funciones del Estado.

Refirió que no se trata de que dicho portafolio se convierta en un Organismo No Gubernamental que vele para que los ciudadanos no sean torturados,  o detenidos indebidamente, sino que cumplirá una labor rectora dentro del conjunto de las tareas del Estado con la ciudadanía.

“Tienen que asegurar los derechos de las personas en cada trámite, en cada prioridad de los sectores públicos", manifestó.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Jiménez Mayor, anunció recientemente que su portafolio cumplirá una labor de “contraloría en derechos humanos” y promoverá que las políticas públicas respondan a estándares internacionales sobre la materia.

Andina