Pedro Castillo en reunión con misión de la OEA
Pedro Castillo en reunión con misión de la OEA | Fuente: Presidencia Per򀀀 | Fotógrafo: Luis Iparraguirre

En el segundo día de diligencias de la misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el Perú, el decano del Colegio de Abogados de LimaCésar Bazán, precisó que la entidad que dirige pretende llevar una posición tranquilizante con base en un análisis jurídico del Perú. No obstante, precisó que justamente la situación que atraviesa nuestro marco legal no pasa por buen momento, ya que desde diferentes frentes se ha tratado de forzar interpretaciones que responden a motivos políticos.

"Lo que nosotros queremos es llevar una posición más tranquilizante, porque todos los grupos que están declarando están llevando posición a favor o en contra. Nosotros lo que tenemos que llevar es un análisis sereno, un análisis jurídico de cómo están las cosas en el país", dijo en Ampliación de Noticias de RPP.

"Están bastante mal porque se están forzando interpretaciones jurídicas desde el punto de vista político y no desde el punto de vista de lo que la ley señala. En todo país democrático tenemos que trabajar dentro de las instituciones y con las vías que la Constitución nos señala. Me refiero específicamente al caso de la cuestión de confianza planteada por el primer ministro. La ley señala que la cuestión de confianza solo puede estar referida a las competencias del Poder Ejecutivo y su competencia no es dictar una ley en forma general. Si se tratara de una ley sobre reforma agraria, por ejemplo, ahí estaría metida dentro del campo de agricultura. Pero referéndum y demás son normas generales y para eso no tiene atribución el Poder Ejecutivo. Por tanto, ha debido de ser rechazada esa parte. El proyecto sí, pero la parte de la cuestión de confianza definitivamente no", agregó.

César Bazán negó que exista un golpe de Estado en marcha y enfatizó en que las investigaciones puestas en marcha por la Fiscalía están dentro de sus atribuciones.

"Ellos (los miembros de la OEA) viven en sus propios países y saben que existe un juego y control de poderes entre el Ejecutivo y el Legislativo y que el Poder Judicial jamás en ninguna parte del mundo ha generado un golpe de Estado. Una investigación que haga la Fiscalía de la Nación, según sus atribuciones, es una organización o un ejercicio democrático de lo que las facultades señalan para la Constitución. Por tanto, esos elementos no significan ninguna modalidad de golpe de Estado y menos una creación peruana de golpe de Estado", señaló.

Lo que digan no es vinculante, pero deben ser valoradas por las instancias del Gobierno

El especialista en derecho internacional público, Gattas Abugattas, indicó que el desarrollo de las reuniones de la misión de la OEA con diferentes organismos del Estado se ha llevado dentro de lo estipulado. Además, mencionó que, una vez se haga las valoraciones, las conclusiones de la OEA deberían ser tomadas en cuenta por el Ejecutivo y Legislativo.

"Tomando en consideración la situación de ayer y la de hoy, vemos que se está desarrollando con normalidad la visita. Ese es un punto a favor. Sin duda han habido protestas y manifestaciones, pero no han impedido que este grupo de alto nivel se reúna con las personas que tenía programado reunirse. Ahora, evidentemente, tendrán que continuar las reuniones de hoy y mañana. Y luego tenemos que esperar no se sabe cuánto tiempo hasta que presenten su informe al consejo permanente de la OEA. Recién en ese momento podemos extraer de las conclusiones a las que lleguen cuál va a ser el desarrollo posterior en el país. Lo que digan no es vinculante, pero sus recomendaciones por lo menos serán valoradas por las distintas instancias del Gobierno peruano", expuso en Ampliación de Noticias de RPP.

"Creo que las principales reuniones son las que han tenido ayer: con el presidente, con el Congreso, con la fiscal de la Nación, con la presidenta del Poder Judicial. Luego, el resto de reuniones que van a tener hoy y mañana van a ser un complemento de las anteriores. Entonces, si lo vemos desde ese punto de vista, las reuniones que van a tener está bien. Siempre podemos desear reuniones con más grupos, pero es imposible hacerlo. Ha sido un poco compleja la construcción de esta agenda", añadió.

Invocan al diálogo para salir de crisis política

Tanto Bazán como Abugattas coincidieron que el diálogo es la única salida a la crisis política que se vive el país, ya que lo consideraron necesario como paso previo a un trabajo en conjunto.

"Lo que falta es una capacidad para conversar. El presidente de la República, en su discurso inicial, señaló que iba a llevar todos los proyectos y llevar una buena relación con el Poder Legislativo. Y, por lo tanto, que se iban a sentar a conversar todas las modificaciones que pudieran considerar necesarias por parte del Ejecutivo y las que el legislativo quiera. Pero después de ese discurso nombró a un primer ministro que empezó a enfrentarse con el Legislativo y todo quedó en palabras. El Ejecutivo no está dando señales de querer hacer un gobierno concertado", dijo Bazán.

"El artículo 117 de la Constitución y los artículos que regulan la vacancia presidencial y la posibilidad que tiene el presidente de disolver el Congreso tras la censura de dos gabinetes. Son figuras de un sistema parlamentario, que no tenemos en el país, y distorcionan el sistema presidencial, que tenemos en el país. Sin duda son cosas que hay que revisar y se pueden mejorar. Es un tema que compete a distintas instancias del Gobierno porque se requiere un acuerdo político básico para llegar a hacer cambios de esa naturaleza (...). Hay artículos de la Constitución mal redactados que pueden ser utilizados como herramientas de uno y otro lado en esta pugna que existe entre el Legislativo y el Ejecutivo", expresó Abugattas.