Servicios podrán ser cortados en casos de clientes que no han pagado.
Servicios podrán ser cortados en casos de clientes que no han pagado. | Fuente: Foto: Andina

La bancada del Frepap, a través de su vocera María Teresa Céspedes, envió una carta al presidente Martín Vizcarra en la que le pide la ampliación de la suspensión del corte de servicio de telefonía e internet en aquellos clientes que tengan recibos pendientes y que no hayan gestionado un fraccionamiento.

En su escrito, la parlamentaria solicita "con carácter de urgencia" la ampliación de la prohibición de cortar los servicios de telecomunicaciones por falta de pago, teniendo en cuenta que el Estado de Emergencia Sanitaria ha sido ampliado hasta el 30 de junio.

"Muchos peruanos actualmente no se encuentran trabajando debido a esta crisis sanitaria que atraviesa nuestro país, además de no haber percibido el subsidio otorgado a través de los bonos. Este corte del servicio de telecomunicaciones implicaría que no cuenten con el servicio de internet necesario para que los niños y jóvenes de nuestro país continúen recibiendo la educación no presencial", señaló María Teresa Céspedes.

En ese sentido, la vocera del Frepap señala la necesidad de "apoyar a los peruanos desempleados", por lo que solicita al presidente Vizcarra disponer la ampliación por 45 días más de la prohibición de cortar los servicios de telecomunicaciones por falta de pago, para garantizar la continuidad de los mismos.

Osiptel ante el Congreso

Desde el Congreso, la Comisión de Defensa del Consumidor y Organismos Reguladores de Servicios Públicos aprobó derogar la resolución de Osiptel que permitía cortar el servicio de telefonía a deudores.

La semana pasada el ente regulador emitió la resolución N° 043-2020-PD/Osiptel en la que señala la suspensión del servicio de telefonía desde el 03 de junio a aquellos clientes con 3 o más recibos pendientes de pago.

El pasado jueves, Rafael Muente, presidente de Osiptel, se presentó en la sesión virtual de la comisión exponiendo las razones por las que se había tomado esta decisión.

Sin embargo, los congresistas consideraron improcedente el documento argumentando que afectaba a los clientes y vulneraba el artículo 9 del Decreto de Urgencia N° 035- 2020.