Mercedes Aráoz acudió a emitir su voto. | Fuente: Foto: Congreso

La vicepresidenta Mercedes Aráoz reapareció ante los medios de comunicación durante la votación para el nuevo Congreso complementario. En declaraciones a la prensa, recordó que actualmente se mantiene en el cargo de vicepresidenta; sin embargo, adelantó que insistirá con su renuncia ante el próximo Parlamento.

"Soy vicepresidenta hasta que se cumpla el mandato. Soy vicepresidenta por mandato popular, y ¿cómo puedo optar por la renuncia?, yo presenté mi carta de renuncia y veremos qué hace con esa carta de renuncia al Congreso entrante", señaló.

La también exministra insistió en que buscará dar trámite a su renuncia para retomar sus actividades en el sector privado. En ese sentido, dijo que conversará con el nuevo Congreso y, eventualmente, con el Ejecutivo "para ver cómo se resuelve" este tema.

"En principio sí porque yo tengo que realizar mi actividad privada. Es más difícil conseguir trabajo en esas condiciones", señaló.

En otro momento, Aráoz justificó su decisión de asumir la Presidencia de la República luego del intento fallido del anterior Congreso de vacar al presidente Martín Vizcarra. Según dijo, la situación que vivía el país la obligó a tomar una "decisión firme" para evitar que se agudice la crisis.

"A mí me dieron una encargatura, como cualquier otra que he hecho varias veces cuando estaba el presidente Kuczynski y el propio presidente Vizcarra. Era simplemente cumplir con un deber, yo no voté en esas circunstancias, simplemente cumplí con la obligación que tengo como presidenta de cumplir con el encargo", dijo.

Sin embargo, la vicepresidenta reconoció que esta decisión ya fue resuelta por el Tribunal Constitucional que debe ser respetada, a pesar de que la votación fue dividida. Asimismo, señaló que se alejará temporalmente de la política porque "tengo que recomponer mi vida familiar" y "recuperarme económicamente" mediante su trabajo.

Finalmente, Aráoz reconoció que lo ocurrido con el anterior Congreso le dejó como experiencia que "es muy difícil hacer política en un ambiente polarizado". Pese a esto, se mostró dispuesta a hablar con el presidente Martín Vizcarra y con el nuevo. "Mi rol no es el de estar generando conflictos, sino buscando los consensos", dijo.

¿Qué opinas?