Elizabeth Astete
La ministra dijo estar consciente de que cometió un error. | Fuente: Congreso de la República

Elizabeth Astete, renunció la noche de este domingo a su cargo de ministra de Relaciones Exteriores, tras confirmar que recibió la vacuna de Sinopham contra el nuevo coronavirus el 22 de enero último, dos semanas antes que el presidente de la República, Francisco Sagasti.

A través de un comunicado compartido en su cuenta de Twitter, Astete Rodríguez dijo tras la revelación de que el expresidente Martín Vizcarra y su esposa se vacunaron, tomó consciencia del error que cometió y no recibió la segunda dosis.

“A raíz de la reciente revelación sobre la vacunación del presidente Vizcarra y de su esposa y del comprensible impacto que esta noticia ha tenido en la opinión pública, soy consciente del grave error que cometí, razón por la cual decidí no recibir la segunda dosis. Por las razones expuestas, he presentado al señor Presidente de la República mi carta de renuncia al cargo de Ministra de Relaciones Exteriores”, dijo.

Ofrecimiento de inoculación

La titular de Cancillería sostuvo que aceptó el ofrecimiento de vacunarse con un remanente del lote de vacunas a cargo de la Universidad Privada Cayetano Heredia, donde se realizan los ensayos de la fase III de esta inoculación.

Según precisó, esta decisión se dio por haber estado en contacto con varios funcionarios que resultaron positivos al nuevo coronavirus en los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021, entre los cuales estaban funcionarios de Cancillería.

Acepté el ofrecimiento de hacerme inocular la primera dosis de la vacuna de Sinopharm, el día 22 de enero último, de lo que entendía se trataba de un remanente del lote de vacunas a cargo de la Universidad Cayetano Heredia”, sostuvo.

Astete manifestó que influyó en su decisión el hecho de que es una persona de riesgo, por tener 68 años, además del constante contacto con diversas personas que dieron positivo al nuevo coronavirus. Agregó que no podía poner en riesgo la estrategia de negociación para la adquisición de vacunas de la que formó parte desde noviembre de 2020.

No podía darme el lujo de caer enferma, particularmente si se tiene en cuenta que el Vicecanciller, Manuel Talavera, estuvo ausente, primero por haber sido afectado por la pandemia y luego por haber tenido que ser operado de la retina”, dijo.