Alan García se disparó cuando la Policía llegó a su casa para detenerlo. | Fuente: Foto: EFE | Fotógrafo: Ernesto Arias

Ricardo Pinedo, secretario personal del expresidente Alan García, contó detalles de la situación que se vivió en la casa del líder aprista cuando un fiscal y policías llegaron a su casa luego de que el Poder Judicial ordenara su detención preliminar por el caso Odebrecht.

El secretario del expresidente acusó directamente al fiscal de no informar con precisión que la orden que tenía era para su detención preliminar. En lugar de esto, dijo que el fiscal le informó que el motivo de su presencia y la de seis policías de la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac) era para allanar su vivienda.

"La orden verbal del fiscal era que había una orden de allanamiento. Yo no sé por qué mentir. Si dicen que van a detener, se procede y se facilita. El fiscal manifestó que había una orden de allanamiento", señaló Pinedo en declaraciones al noticiero de Latina.

"Nunca dijeron que era una detención. No enseñaron la orden de allanamiento, solamente querían que baje al primer piso. El ciudadano tiene derecho a leer la orden", agregó al medio.

 

Según relató Pineda, el expresidente bajó hasta el descanso de la escalera de su casa para atender al fiscal y consultarle el motivo de su presencia. El fiscal -según su versión- se limitó a pedirle que baje para que "firme un documento".

El expresidente habría insistido en conocer el motivo de la presencia del fiscal y los policías y ante la negativa del representante del Ministerio Público el expresidente regresó a su habitación.

"Cuando no se le quiere informar qué tramite se iba a llevar a cabo, el expresidente vuelve a subir a su habitación y echa llave (...) Esta es una forma irregular de proceder. Si hay una orden de detención el ciudadano tiene derecho a verla y llamar a su abogado. (Fue) totalmente irregular", señaló.

¿Qué opinas?