Buscar
RPP Noticias
Estás escuchando En vivo
 
00:00 / 00:00
Lima
89.7 FM /730 AM
Arequipa
102.3 FM / 1170 AM
Chiclayo
96.7 FM / 870 AM
Huancayo
97.3 FM / 1140 AM
Trujillo
90.9 FM / 790 AM
Piura
103.3 FM / 920 AM
Cusco
93.3 FM
Cajamarca
100.7 FM / 1130 AM
La informacion mas relevante de la actuaidad al momento
Actualizado hace 0 minutos
Ruido político
EP27 | Los Rolex y la estrategia comunicacional del gobierno
EP 26 • 29:31
Metadata
METADATA | E239: ¿Nos tomamos en serio los riesgos de ciberseguridad?
EP 239 • 41:18
El poder en tus manos
EP62 | INFORME | Caso Rolex: la importancia de la transparencia en la función pública
EP 62 • 03:31

La Centralita que 'La Bestia' construyó en Áncash [INFORME]

Esta organización criminal operó desde el Gobierno Regional de Áncash.
Esta organización criminal operó desde el Gobierno Regional de Áncash.

Luego de ocho años de investigación y proceso, el Poder Judicial emitió su resolución en el caso 'La Centralita', organización criminal que operó desde el Gobierno Regional de Áncash y que estuvo involucrada en actos de corrupción y asesinatos.

Un inmueble ubicado en la sexta cuadra de la calle Los Pinos, en la urbanización La Caleta, de Chimbote, se convirtió en el centro de operaciones de una organización criminal que se enquistó en el gobierno regional de Áncash, durante las gestiones de César Álvarez entre los años 2007 y 2014. La denominación que por un tiempo tuvo la vivienda de cuatro pisos dio nombre uno de los más sonados casos de corrupción en el país: La Centralita.

Según la investigación fiscal, César Joaquín Álvarez Aguilar encabezó la organización criminal desde la Presidencia Regional de Áncash. Desde ese cargo, controló las licitaciones de obras públicas a fin de entregarlas de manera irregular a empresas que, a cambio, pagaron sobornos.

Según declaró un testigo del caso, en 'La Centralita' los miembros de la organización criminal acordaron pagos a periodistas para resaltar las obras y gestión de César Álvarez a la vez que servían para contrarrestar con críticas a sus opositores. Además, entregaron sobornos a policías, fiscales y jueces a fin de obstruir o archivar cualquier investigación en contra de la autoridad regional. Las actividades de La Centralita fueron financiadas mediante los sobornos que empresarios pagaron a cambio de la adjudicación de obras públicas en Áncash.

Además, los miembros de la organización planificaron el asesinato de opositores a la administración de Álvarez, como el exconsejero Ezequiel Nolasco Campos, quien había denunciado la existencia de una mafia en Áncash. Nolasco sufrió un primer atentado el 20 de julio de 2010, en el que falleció su hijo Roberto Torres Blas. Cuatro años después, Nolasco fue asesinado a tiros en una bodega de Huacho. Su hija Fiorella vinculó el crimen a la corrupción.

"No voy a decir nombres, pero muchos de ustedes saben que esa gente que está aquí, esa gente corrupta que está acá, la ha querido siempre hacer daño a mi papá. Ha habido amenazas, no sólo para él, con nosotras, con sus hijas. Ya consiguieron lo que quisieron, pero no se va a quedar así", dijo Fiorella Nolasco tras el asesinato de su padre.

César Álvarez, quien fue conocido con el apelativo de 'La Bestia', sostuvo que las acusaciones en su contra no tenían sustento. En 2014, el Congreso conformó una comisión investigadora que presidió el entonces legislador Mesías Guevara. El grupo de trabajo estimó que la red de corrupción en Áncash se apropió de unos 329 millones de soles.

"En la región Ancash se situó una red de impunidad y una red de corrupción que se habían hecho una alianza para favorecerse de los fondos públicos y asimismo muy lamentable decir que la red de impunidad hoy en el Perú se ha visto descubierto al haber que ha habido jueces y fiscales que han actuado con absoluta irresponsabilidad", dijo entonces Mesías Guevara.

En mayo de 2014, el Poder Judicial dispuso la detención de César Álvarez a pedido de la Fiscalía. El exgobernador cumple desde enero de 2021 una condena de 35 años como autor intelectual del asesinato de Ezequiel Nolasco. Previamente, en 2019, fue sentenciado a ocho años y tres meses de prisión por los sobornos que recibió de la empresa brasileña Odebrecht para adjudicar a esa compañía la construcción de una carretera. 

El caso La Centralita tiene la condición de emblemático, debido a la cantidad de procesados, alrededor de 50, y los cargos que estos tuvieron. Desde el penal de Cochamarca, en Cerro de Pasco, César Álvarez, insistió en sostener que no había pruebas en su contra.

"El fiscal tiene 27 discos duros de 7 años de grabación de todo lo que era La Centralita. ¿Hay algún video de ataque opositores, chuponeos, atentados, direccionar obras, recibir coimas, videos de algo malo? No tienen nada", dijo en ese momento.

Un informe de la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción señaló que La Centralita es un ejemplo de caso de corrupción con impacto a nivel subnacional, mientras que un estudio de la Contraloría determinó que dicho caso evidencia una estructura compleja de corrupción a nivel regional. 

La investigación fiscal y el proceso judicial incluyó a autoridades, policías, funcionarios, congresistas, empresarios y periodistas, lo que permite tener una idea de la extensión y capacidad de operación de la organización criminal.

Roberto Silva

Roberto Silva Periodista

Redactor del área de Actualidad de RPP, Licenciado en Comunicación Social y Psicólogo, egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Tags

Lo último en Judiciales

Lo más leído

Suscribirte al boletín de tus noticias preferidas

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Buzon
Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad

Contenido promocionado

Taboola
SIGUIENTE NOTA