Medida se da en el marco de la emergencia sanitaria decretada por el gobierno para hacer frente al COVID-19.
Medida se da en el marco de la emergencia sanitaria decretada por el gobierno para hacer frente al COVID-19. | Fuente: Foto: Andina

Del 15 al 28 de abril pasado, han salido en libertad 321 internos omisos a la asistencia familiar de diversos establecimientos penitenciarios del país, de acuerdo con el Decreto Legislativo N° 1459, que optimiza la aplicación de la conversión automática de su pena.

La medida, que busca reducir el hacinamiento y evitar contagios del coronavirus, benefició a personas privadas de la libertad que estaban recluidos en penales de las regiones de Lima (160), Norte Chiclayo (45), Centro Huancayo (36), Sur Arequipa (32), Oriente Pucallpa (16), Sur Oriente Cusco (16), Nor Oriente San Martín (10) y Altiplano Puno (6).

Los reclusos obtuvieron su libertad luego que declararán procedente la solicitud de conversión automática de pena privativa de la libertad por una pena alternativa y acreditar ante el Poder Judicial haber cumplido con el pago íntegro de la reparación civil y de la deuda alimentaria actualizada al momento que lo solicitó.

El Decreto Legislativo N° 1459, publicado el pasado 14 de abril, busca que la excarcelación de los internos por el delito de omisión a la asistencia familiar reduzca el hacinamiento existente en los establecimientos penitenciarios del país, en el marco de la emergencia sanitaria decretada por el gobierno para hacer frente al nuevo coronavirus (COVID-19).

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Castañeda, sostuvo que la norma simplifica el procedimiento y podría beneficiar a 2700 personas condenadas por este delito, según cifras del Instituto Nacional Penitenciario.

"Con esta norma, los jueces solo deberán verificar si los internos cumplieron o no con su deber alimentario. Esta es una medida para mitigar el hacinamiento", enfatizó el ministro.