Jaime Yoshiyama fue secretario general de Fuerza Popular. | Fuente: Andina

El juez Richard Concepción Carhuancho ordenó la madrugada de este sábado disponer la captura nacional e internacional de Jaime Yoshiyama Tanaka, quien se encuentra en Estados Unidos, así como su detención preventiva por 36 meses. Además dictó comparecencia con restricciones e impedimento de salida del país por 36 meses para Augusto Bedoya Cámere.

Tanto Yoshiyama Tanaka como Bedoya Cámere son investigados por la Fiscalía por el caso de presunto lavado de activos que se lleva adelante contra la líderesa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori por la supuesta financiación irregular de su campaña electoral de 2011.

Están acusados de haber recibido cada uno US$ 5000,000 de la empresa Odebrecht, presuntamente de origen ilícito, y de introducirlo en las cuentas del partido político Fuerza 2011, para financiar la campaña electoral de Keiko Fujimori.

"A juicio de este despacho se habría configurado el delito de lavado de activos imputado a los dos investigados en la modalidad de actos de conversión", señaló el juez durante la última audiencia del pedido fiscal de 36 meses de prisión contra Keiko Fujimori y otras diez personas vinculadas a su partido, Fuerza Popular.

Yoshiyama

En el caso de Jaime Yoshiyama Tanaka, Concepción aseguró que está demostrado un grave peligro de fuga y una conducta manifiesta de obstaculizar la actividad probatoria y la acción de la justicia.

Subrayó que su permanencia en Estados Unidos demuestra que busca eludir a la justicia, pues si bien ha sido operado en ese país y cuenta con una cita médica para las próximas semanas, esta solo es de seguimiento, por lo cual su ausencia del país no está justificada.

Además, manifestó que está probada la conducta de Yoshimaya de obstaculizar la justicia, porque intentó ocultar y destruir pruebas durante la diligencia de allanamiento a su domicilio realizada por la Fiscalía.

Bedoya

Para Bedoya, Concepción ordenó 36 meses de impedimento de salida del país, comparecencia con restricciones, así como el pago de una caución de S/ 200,000 en treinta días naturales. Según explicó, en el caso de Bedoya no corresponde la prisión preventiva, pues su conducta a lo largo de la investigación implica un “riesgo procesal mínimo”.

Mencionó, por ejemplo, que, si bien presenta facilidades y recursos para salir del país, cuando ha viajado siempre retornó. Igualmente, sostuvo que presenta arraigo domiciliario, familiar y laboral, y que ha acudido a todas las citaciones de la Fiscalía para rendir su manifestación.

En consecuencia, tras declarar infundado el pedido de prisión preventiva contra Bedoya, dictó reglas de conductas severas, como firmar control cada 30 días; justificar sus actividades; no comunicarse por cualquier medio, de manera directa o indirecta; con los investigados o testigos, y no ausentarse de la localidad sin previa autorización judicial.

Augusto Bedoya durante una audiencia ante el Poder Judicial en octubre de 2018. | Fuente: Poder Judicial

Apelaciones

La representante del Ministerio Público presente en la audiencia se declaró conforme con la resolución sobre Yoshiyama, pero anunció que apelará la resolución respecto a Bedoya.

Por su parte, la defensa de Bedoya también expresó conformidad con el pronunciamiento del juez, mientras que el abogado de Yoshiyama, Humberto Abanto, decidió sustentar en el acto su recurso de apelación.

¿Qué opinas?