| Fuente: Andina

La Fiscalía solicitó este miércoles 36 meses de prisión preventiva para el expresidente de la Corte Superior de Justicia del Callao Walter Ríos, quien se encuentra detenido desde el último domingo luego de resultar involucrado en una red de tráfico de influencias y corrupción en el sistema judicial. 

El Poder Judicial  informó a través de su cuenta en Twitter que el juez Luis Cevallos ha programado la audiencia para evaluar el pedido para el viernes 20 de julio. La sesión se realizará desde las 8:30 a.m. en el Palacio de Justicia.  

En el requerimiento, firmado por el fiscal supremo en lo Contencioso Administrativo, Jesús Eliseo Fernández Alarcón, también se solicita prisión preventiva para el juez Juan Miguel Canahualpa, cuya voz aparece registrada en uno de los audios que destapo el escándalo que ha provocado la crisis que vive el sistema de justicia peruano.   

La carpeta fiscal imputa a los implicados los delitos de tráfico de influencias en modalidad de crimen organizado, cohecho pasivo impropio y cohecho pasivo específico en agravio del Estado. 

Más temprano, el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, aprobó el inicio de acciones penales contra extitular de la Corte del Callao, Sánchez Velarde llegó a esta conclusión tras efectuar un análisis respecto al informe que alcanzó a su despacho el fiscal adjunto Supremo de Control Interno, Jaime Velarde, quien gestionó ante el Poder Judicial la detención preliminar por 72 horas de Ríos Montalvo.

El fiscal de la Nación emitió una resolución donde determina el inicio de acciones penales contra Walter Ríos. El documento fue derivado al fiscal supremo en lo Contencioso Administrativo, Jesús Fernández, quien deberá formalizar el inicio de una investigación preparatoria contra el exfuncionario.

Abogado de Ríos: Prisión preventiva sería una medida gravosa

Al respecto, Juan Miguel Servigón, abogado de Walter Ríos, precisó que, a raíz de la formalización de la investigación preparatoria, el exfuncionario y su defensa podrán conocer los delitos que se le imputan a fin de la defensa técnica en la audiencia.

Asimismo, reconoció que debido a la presión que existe de parte de la ciudadanía sobre este caso, existe la posibilidad de que se dicte una orden de prisión preventiva. No obstante, consideró que esta medida es innecesaria.

"A criterio de nosotros no se da el requisito del peligro procesal. El doctor Walter Ríos, desde el inicio de esta investigación, se ha apersonado al proceso para someterse a los requerimientos que hubiese formulado el Ministerio Público. No hay ningún tipo de entorpecimiento de la actividad investigatoria ni peligro de fuga", señaló.

0 Comentarios
¿Qué opinas?