¿Buscas un micrófono para podcast? Probamos este Samson Q9U que funciona con XLR y USB

NIUSGEEK pone a prueba al Samson Q9U, uno de los micrófonos más versátiles para voiceover y podcasting del mercado.

Gadgets
AUDIO: PRUEBA DE GRABACION CON SAMSON Q9U
00:00
NIUSGEEK pone a prueba al Samson Q9U
NIUSGEEK pone a prueba al Samson Q9U | Fuente: RPP

Escoger un micrófono no es fácil, y a lo largo de estos años he venido probando distintos modelos USB para mi trabajo desde casa o en viajes. Sin embargo, desde inicios del 2021 decidí cambiar a una interfaz para XLR y empezar a usar algo un poco más profesional. Creo que ya no hay marcha atrás en esto, y desde hace unas semanas vengo usando uno de los micrófonos que quería en mi arsenal y que, afortunadamente, me ha permitido darle un sonido distintivo a lo que hago en audio. Esta es la reseña del Samson Q9U

Samson Q9U: especificaciones técnicas

SAMSON

Q9U

TAMAÑO

178.5 mm x 60mm de diámetro

MATERIAL

Malla de aleación de zinc y cuerpo de metal

PESO

0.97kg

TIPO

Dinámico

IMPEDANCIA

250 ohmios

PATRON POLAR

Cardioide

RESPUESTA

50Hz–20kHz

SAMPLE RATE

24-bit, hasta 96 kHz

SALIDA XLR

menos 57 dBV/Pa (1 kHz)

SALIDA USB

menos 16 dBFS/Pa (0 dB gain, 1 kHz)

CONTROLES

Mute, cortador de frecuencias graves y mid booster

El Q9U añade un bracket para coger el micrófono en cualquier pedestal o brazo
El Q9U añade un bracket para coger el micrófono en cualquier pedestal o brazo | Fuente: RPP

Un micrófono de guerra. Ya desde que sale de la caja, tenemos un tanque en temas de construcción y acabado. Hablamos de un micrófono más cercano a los Shure Sm7b, RODE Podmic o los RE20 de Electrovoice; que, a diferencia de los HyperX Quadcast o Blue Yeti X, están más cerca del concepto “Broadcast” que los demás. Tenemos un equipo con acabado metálico, macizo, de casi un kilo y con firmeza en el ajuste, que añade un bracket para adaptarlo a los brazos. Una pena que no venga con pedestal en la caja, pero ya el armado del equipo nos lleva a pedir por separado un boom arm. El diseño es completado con un hermoso enmallado que cubre la bobina y que, lamentablemente, debemos cubrir con un filtro anti pop para evitar daño o golpes de aire con la voz.

El XLR es rodeado por varios controles
El XLR es rodeado por varios controles | Fuente: RPP

Controles bajo la manga. En el chasis cuenta con un botón de MUTE muy silente, que funciona en sistemas XLR y USB. En la parte trasera, opuesta a la bobina enmallada, contamos con los ingresos para XLR, USB-C y de audífonos para monitoreo, Además, contamos con dos switches: uno para cortar frecuencias graves y otro para mejorar las frecuencias medias. Personalmente uso el mid boost y no corto las frecuencias graves en mi configuración, pero es un tema de gustos y lo que mejor le quede a tu voz.

En la parte de arriba se añade un botón MUTE
En la parte de arriba se añade un botón MUTE | Fuente: RPP

Tomando distancia de los condensadores. Este micrófono es dinámico, una diferencia que notarás en el uso. A diferencia de los condensadores – el concepto detrás del Yeti o de los Maono AU-PM320 y similares – su sensibilidad es menor a las frecuencias agudas, entregando un cuerpo sostenido en graves y medios. Además, registran menos ruido que los condensadores y funcionan mejor en habitaciones sin tratamiento acústico. Más allá de que lo puedas usar con USB o XLR, debes usar el micrófono con la rejilla apuntando a tu boca, y no de manera vertical como otros que hemos revisado.

Arriba el mid booster, al medio el XLR, a la izquierda el puerto para audífonos, a la derecha el puerto USDB-C y abajo el cortador de frecuencias graves
Arriba el mid booster, al medio el XLR, a la izquierda el puerto para audífonos, a la derecha el puerto USDB-C y abajo el cortador de frecuencias graves | Fuente: RPP

La conexión híbrida al rescate. Al, contar con salidas XLR y USB, podemos adaptar al equipo a nuestro uso, ya sea con una interfaz de audio o con solo un “plug and play” en Windows o Mac. Este es, seguramente, el gran valor agregado de este Q9U versus su competidor directo: el Shure Mv7, un micrófono levemente por encima del rango de precios y que ofrece esta solución dual. La diferencia contra ese modelo es que no cuenta con los switches de recorte de frecuencia y mid booster que el Q9U sí lleva.

Podemos proteger el micrófono con un antipop
Podemos proteger el micrófono con un antipop | Fuente: RPP

Lo que no me gusta. Hay algunas cosas a las que he tenido que acostumbrarme con este micrófono. Para empezar, no tener un control de volumen para la salida de audífonos reduce mis ganas de usar su monitoreo propio, pues al ser un micrófono de registro bajo el retorno no es eficiente. Dicho esto, la ganancia natural del micrófono me lleva, por defecto, a subir el ingreso de audio en mi interfaz, lo que provoca un mayor ingreso de ruido. Sin embargo, esto lo soluciono con un Cloud Lifter o amplificador de micrófono que va en medio del XLR para que la ganancia limpia vaya a la interfaz sin necesidad de atraer ruido a la grabación. El MUTE no lleva un indicador LED que señale si está prendido o apagado, algo que debería ser evidente.

Qué tal registra. Tiene hambre este niño. Por lo general, mi input en la interfaz de audio – una Roland Rubix44 que tendrá una futura reseña – siempre debo ponerlo en 85% de gain, una locura. Ya con un setup potenciado, pude obtener sonidos cálidos de voz con mucho punch en los graves. Te recomiendo escuchar la prueba de micrófono que adjunto en la reseña para que te hagas una idea de la calidad de registro. Lo único que siento de distinto entre la calidad XLR y USB del Q9U es un poco de terminación metálica en ésta última. Sin embargo, el ingreso de audio aprovechando el USB-C es tremendo, y deberías ver la manera de regular la ganancia en tu software de grabación.

Es tremendo el look, versatilidad y calidad de grabación
Es tremendo el look, versatilidad y calidad de grabación | Fuente: RPP

¿Vale la pena? Si buscas un solo equipo que integre XLR y USB, y a menos de 800 soles, este es el que debes buscar. Además de tener un sonido firme, la calidad de construcción es tremenda frente a los equipos bajo USB de Blue y HyperX, por lo que estamos ante algo más cercano al broadcast puro, experimental. Si buscas dar el salto de USB a XLR, esta liana es la más fuerte. Desde que lo tengo, no he dejado de usarlo para todo lo que hago.

Equipo cedido por Audiomúsica Perú desde el 16 de setiembre hasta la publicación de la reseña. Precio en Audiomúsica: 799 soles. Precio en Amazon: 199 dólares.