La Biblioteca Nacional del Perú ha presentado aplicaciones para acceder a su material digitalizado
La Biblioteca Nacional del Perú ha presentado aplicaciones para acceder a su material digitalizado | Fuente: BNP

El acceso a la información de manera horizontal es uno de los propósitos primordiales de la tecnología de nuestros tiempos. Desde la creación de la web hace treinta años, pasando por los modelos de búsqueda y el uso de machine learning para el reconocimiento de los datos que alojamos en la red, nuestros hábitos de recopilación de datos se ha asemejado a una biblioteca. Indexación de información, búsqueda general, disponibilidad de material por cantidad de consultas, casi siempre esta manera de disponer el orden de la Internet se replica en los métodos tradicionales de acceso: ir a una institución y buscar información. Salvo que “ir” hoy es “entrar a un buscador”, y la “institución” debe ya tener una web de consulta.

Desde este fin de semana, y de manera gratuita, la Biblioteca Nacional del Perú ha habilitado un sistema más simple de acceso a la información, más cercana a nuestros tiempos. 17 mil publicaciones han sido digitalizadas y subidas a la red para un acceso irrestricto, en un intento valioso por democratizar el consumo de material bibliográfico y permitir la consulta veloz de material histórico, fílmico, literario, científico y otros. Para María Emma Mannarelli, Jefa Institucional de la Biblioteca Nacional del Perú, el negocio de la Biblioteca Nacional es precisamente garantizar el acceso a la información para la investigación, desarrollo científico y tecnológico, y disfrute del ciudadano. La Biblioteca está en constante modernización, ofreciendo a los usuarios la información y el conocimiento al alcance de un clic”.

No hablamos de ejemplares ya digitalizados que han sido liberados. El meticuloso trabajo de selección, preservación, curación y conversión ha permitido que documentos históricos hayan sido puestos a disposición del visitante. “Resaltamos la adquisición de un poco más de 100 libros, de publicación contemporánea, de diversas materias, tales como: Historia, Derecho, Economía, Ingeniería, Ciencias Sociales, Ciencias Políticas, Arquitectura, Arqueología, Comunicación, Lingüística, Sociología, entre otras”, menciona Mannarelli a RPP. “Destacan por su valor histórico, una invaluable colección de 39 libros reconocidos por la UNESCO como Memoria del Mundo, los libros devueltos por Chile, y 500 obras literarias clásicas de más de 100 autores como: Alexandre Dumas, Ana Frank, Dante Alighieri, Garcilaso de la Vega, William Shakespeare, entre otros más”.

Los archivos culturales no solo se plasman en libros, y la BNP también ha decidido ampliar el material disponible a otros formatos, como los audiovisuales. Destacan los manuscritos o correspondencias de Ricardo Palma, Pedro Zulen y Nicolás de Piérola, los volúmenes y folletos de Félix Coronel Zegarra, las partituras de Rodolfo Holzmann y de José Bernardo Alcedo, las revistas “Fénix” y “Libros y Artes” (importantes publicaciones de la Biblioteca Nacional), y 650 títulos únicos de películas de nitrato de 35 mm que contienen los noticieros, celebraciones y costumbres del Perú en la década del 40. Este material está protegido bajo las condiciones de uso de Creative Commons. “Para proteger los documentos que aún tengan vigente el derecho de autor, las lecturas solo son en Streaming, y se incluyen las licencias de Creative Commons al consultar el detalle de cada documento”, precisa la jefa de la institución.

Para acceder al material, se debe pasar por un registro a través de la web que ha dispuesto la BNP. Sin embargo, para facilitar el uso de este material desde aplicaciones móviles, también han una app para Android que funciona en smartphones y Tablets., “Esta renovada plataforma, permite a sus usuarios realizar lecturas ilimitadas y simultáneas, de forma inmediata y permanente, sin listas de espera ni límites de stock de lectura por cada documento en línea, es decir, el usuario tendrá a su disposición el material a consultar en el momento que desee sin ninguna restricción ni demora. Los formatos utilizados son el HTML5 y el EPUB”, comenta Mannarelli.

Por otro lado, Gerardo Trillo, director del área de Protección de las Colecciones, dijo que la BNP inició desde hace varios años la labor de digitalizar los fondos bibliográficos documentales que custodia, en especial, los de dominio público; lo que permitió inaugurar años más tarde el servicio en línea de su plataforma Biblioteca Digital, una propuesta preliminar que -desde entonces- ha ido desarrollando una mejora continua hasta la actualidad.

“A diferencia de las versiones anteriores, ésta reúne en un solo catálogo digital, los fondos antiguos digitalizados de la Biblioteca y/o extraídos del dominio público; así como también, material bibliográfico moderno, gestionado a través de adquisiciones, convenios y licencias de uso”, precisó Trillo.

El dinamismo de la lectura a los móviles

La NYPL ya publica obras completas en Instagram Stories
La NYPL ya publica obras completas en Instagram Stories | Fuente: NYPL

Las propuestas globales para la expansión de los servicios bibliográficos en las ciudades han aprendido a adaptarse a los nuevos tiempos. En el caso de la Biblioteca Pública de Nueva York, comenzó hace meses un programa de publicaciones de obras universales mediante Instagram Stories, permitiendo a los usuarios acceder a ejemplares completos mediante el formato más popular de la red social.

Hace unos días, el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile presentaban BPDigital, una aplicación de iOS y Android que permitía el acceso a una colección bibliográfica de 60 mil libros. “Con esta colección bibliográfica estamos apuntando como Ministerio a facilitar el acceso a la lectura, de forma gratuita y de fácil acceso para las personas”, expresó la ministra de Culturas, Consuelo Valdés, según recoge el portal FayerWayer.

Incluso personalidades como Bill Gates comparten sus hábitos de lectura mediante publicaciones como la revista del MIT. El fundador de Microsoft ha mencionado diez libros claves para entender la tecnología de nuestros tiempos y las tendencias que marcarán este final de década en materia de innovación.

Los audiolibros son una novedosa manera de acceso dinámico a la lectura, pero aun no tienen tanta presencia en la región. Hace poco mencionábamos que Audible, la comunidad de publicaciones de Amazon, habilitó su sección “Audible Latino” y ya estaban produciendo las novelas de Harry Potter con la voz de actores de habla hispana. Incluso “Mi Novela Favorita”, formato tradicional de RPP, ya abrió su sección PODCAST en nuestra web, con una enorme colección de obras clásicas para el consumo gratuito con cualquier dispositivo, previa suscripción a la web.