Amazon
La empresa está teniendo gran cantidad de problemas con sus trabajadores en Estados Unidos. | Fuente: Unsplash

Amazon está pasando por una demanda en California en la que los trabajadores afirman que se les ha quitado injustamente las pausas para el almuerzo que mantenían.

Lovenia Scott, una exempleada del almacén de Amazon Vacaville, California, alega que la empresa no programó los descansos necesarios para comer de 30 minutos para los trabajadores. Cuando tenían sus descansos para comer, se esperaba que los trabajadores monitorearan sus walkie-talkies en caso de cualquier problema en el piso, lo que a veces cortaba su tiempo de descanso, afirma la demanda.

Presentado por primera vez en el Tribunal Superior del Condado de San Francisco en febrero, el caso contra Amazon fue trasladado al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en California, Distrito Norte el viernes.

La cuestión de pagar a los trabajadores por el tiempo que pasan esperando a los empleadores fuera del horario laboral también ha surgido en otros casos. La Corte Suprema decidió en 2014 que los trabajadores de Amazon en un almacén de Nevada no tenían derecho a pagar por el tiempo que pasaron esperando que registraran sus maletas después de marcar la salida, pero antes de salir del edificio.

Amazon sigue en problemas

A principios de este mes, en un caso separado, Amazon y un contratista independiente con el que trabajaba en California fueron multados con 6,4 millones de dólares por robo de salario por parte de la Oficina de la Comisión Laboral de California. La investigación estatal en ese caso encontró que Green Messengers, el subcontratista de Amazon, pagaba mal a los conductores y los programaba jornadas de 10 horas, pero con una carga de trabajo que obligaba a los conductores a saltarse las pausas para comer y descansar.

Debido a la forma en que se organizaron los descansos para comer en Vacaville, afirma Scott, muchos trabajadores se tomaron sus descansos al mismo tiempo. Las líneas se formaban en el sistema informático donde los empleados pasaban sus credenciales para marcar su tiempo de descanso, lo que significa que aquellos al final de la línea veían sus descansos acortados mientras esperaban su turno.

La demanda de Scott también dice que los turnos eran “crónicamente faltos de personal”, lo que dejó a algunos empleados de Amazon sin poder tomar descansos cortos de 10 minutos para terminar su trabajo a tiempo. 

Además, los trabajadores no fueron compensados ​​por usar sus teléfonos celulares personales para realizar tareas laborales, afirma la demanda. Scott, quien trabajó en el almacén de Vacaville desde octubre de 2016 hasta enero de 2019, también dice que Amazon no pagó a tiempo su salario final.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.