KFC
KFC despliega una serie de autos autónomos para vender comida. | Fuente: Twitter

Muchas empresas están diseñando e innovando formas para atender a sus clientes y a la vez evitar los contagios por coronavirus. En esta nueva normalidad, los autos autónomos están siendo la opción viable para muchas compañías.

La sede de KFC en China ha optado por utilizar autos sin conductor para poder vender sus pollos fritos. Varios usuarios en Twitter publicaron fotografías de estos autos autónomos repletos de empaques listos para llevar. Según CNET, estos "restaurantes sobre ruedas" parece ser el  resultado de una cooperación entre Neolix y Yum Brands, dueña de KFC.

La asociación entre las dos empresa vendría dándose desde el mes pasado. Forbes informó que Neolix había comenzado a trabajar con Yum en una flota de vehículos sin conductor para servir comida y se señaló a KFC y Pizza Hut, como las primeras empresas. Al parecer, KFC fue la primera en estrenar estos vehículos autónomos.

Estos autos sin conductor son como capsulas pequeñas llenas de comida, los clientes hacen una selección a través de la pantalla táctil y pagan con un código QR, luego se abre la ventanilla para sacar el pedido. Sin embargo, no está claro que sucede si alguien coge más de la cuenta o si se activa algún sistema para evitar robos.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.