Samsung

Samsung lanzó oficialmente este domingo su flamante Galaxy S6. El smatphone fue presentado en la antesala del Mobile Word Congress de Barcelona.

Durante el último mes, la compañía fue seduciendo al usuario y dándole pequeños adelantos de lo que será este nuevo telefóno inteligente. Y hoy desveló por fin todas las características.

En el S6, Samsung repite la jugada del Note 4: habrá dos modelos disponibles, uno con pantalla tradicional y otro con los bordes laterales curvados.

Ambas versiones mantienen el tamaño de la pantalla de su predecesor S5, 5,1 pulgadas, si bien aumentan su resolución hasta los 2.560x1.440 píxeles, lo que supone una densidad de 577 píxeles por pulgada.

En el caso del Galaxy S6 Edge, los bordes laterales permiten funciones adicionales, como tener acceso directo a los contactos favoritos.

La cámara trasera de ambos es de 16 megapíxeles y tiene tecnología de estabilización de imagen, mientras que la frontal es de 5 mpx. Ambas cuentan con una apertura de f/1.9.

Su corazón está compuesto de un procesador Exynos 7 de ocho núcleos y 64 bits que es un 20% más rápido que el que está presente en el Note 4, de una memoria RAM de 3 gigas y de una capacidad de almacenamiento de 32 gibas (habrá versiones de 64 y 128 GB).

Samsung ha integrado una batería de 2.600 miliamperios en el terminal que, según la firma, aguanta 12 horas de navegación wifi y 11 horas de LTE. Además, se puede cargar de forma inalámbrica y con una carga de 10 minutos alcanza las 4 horas de uso.

Galaxy S6 introduce ciertos cambios significativos para la gama alta de telefonía de Samsung: en primer lugar, el cambio desde la cubierta de plástico a una de cristal templado con bordes metálicos.

También el divorcio del fabricante de chips Qualcomm: Samsung confía exclusivamente en su procesador Exynos y renuncia a la versión del teléfono con corazón Qualcomm.

El Galaxy S6 saldrá a la venta el próximo 10 de abril en una veintena de países en los colores azul, dorado, verde, negro y blanco, aunque la tecnológica no ha dado detalles de su precio.

Con este nuevo terminal, la empresa coreana pretende dar un golpe sobre la mesa y recuperar el brillo que le convirtió en la marca con más éxito de la telefonía móvil.