Los ingenieros de AMD recibieron un baldazo de agua fría el día de la presentación del Xbox: Microsoft decidió a última hora que prefería a Intel.
Los ingenieros de AMD recibieron un baldazo de agua fría el día de la presentación del Xbox: Microsoft decidió a última hora que prefería a Intel. | Fuente: Microsoft

Microsoft se metió de lleno al mundo de las consolas cuando desarrolló su Xbox, que compitió con la PlayStation 2 y el Nintendo Game Cube tras su lanzamiento en 2001.

La primera consola de Microsoft guarda una “traición” en su proceso de desarrollo.

El prototipo de la consola se trabajó con un procesador AMD y varios ingenieros de la compañía asistieron a la icónica presentación de la Xbox, con Bill Gates y Dwayne “The Rock” Johnson.

Los trabajadores de AMD tuvieron una sorpresa desagradable cuando en el evento se anunció que la Xbox iba a tener un procesador Intel. Microsoft finalmente equipó a su consola con un chip a medida basado en la familia Pentium III y con gráficos de NVIDIA basados en la familia GeForce 3.

Seamus Blackley, diseñador de la Xbox, pidió disculpas en Twitter al recordar la situación.

“Siento la necesidad, una vez más, de disculparme”, indicó. “Lisa Su”, pido piedad, bromeó.

Al final AMD se impuso en las consolas

La PlayStation 5 y los Xbox Series X/S dependen de AMD, que se mantiene como la favorita de Microsoft y Sony para darle poder a sus consolas.

Solo Sony optó por otro proveedor, utilizando un chip NVIDIA Tegra para sus dispositivos.

Sepa más: