Santiago Lopez, @try_to_hack, en entrevista a Hacker One | Fuente: Hacker One

El mundo hacker tiene muchas variantes, que escapan al prejuicio de “delincuentes digitales”. Esa connotación negativa, asociada a filtraciones y ataques a diferentes entidades, es la expresión menor de una profesión que gana presencia cada día, por la demanda de seguridad informática. Mucho de este mercado emerge desde lo autodidacta, pues internet se ha convertido en el manual de soluciones digitales para toda una generación. Es el caso de Santiago López, argentino de 19 años que acaba de lograr ingresos por un millón de dólares dedicándose a buscar vulnerabilidades.

López, conocido en el entorno hacker como “@Try_to_hack”, comenzó desde niño a interesarse por programación y el armado de PCs, pero fue a través de Google en donde comenzó a buscar herramientas para el “hacking”. “El trabajo de un hacker es encontrar vulnerabilidades, que pueden ser aprovechadas para el bien o para el mal”, señala Santiago en una entrevista.

Comenzó ganando 50 dólares tras reportar una vulnerabilidad, pero ha sabido detectar hasta 1600 fallas de sistema en empresas del tamaño de Verizon, Twitter, Wordpress y otras. Ha recibido, por un solo trabajo, hasta 9000 dólares por una Server Side Request Forgery (SSRF), y está en contacto permanente con la comunidad de hackers: “Me gusta mucho conversar con otras personas sobre problemas que encontramos, y los recursos que usamos para resolver estos problemas. Pude comprar dos autos con este trabajo. Hackeo, por el dinero, básicamente, pero es divertido y me gustan los retos y ser reconocido por mis acciones. Con este trabajo pude comprar dos autos”, comentó López.

¿Qué opinas?