Roger Federer cayó en la primera ronda de Roland Garros 2003 ante Luis Horna.
Roger Federer cayó en la primera ronda de Roland Garros 2003 ante Luis Horna. | Fuente: Difusión

Previo al verano europeo de 2003, Roger Federer seguía en ascenso en el Ránking ATP. Aún no lograba su primer Grand Slam, pero venía en gran momento y como uno de los favoritos a llevarse Roland Garros junto a Andy Roddick, Juan Carlos Ferrero y Andre Agassi.

Es así que, con un sonrisa en el rostro, Roger Federer vivía la previa del segundo Grand Slam del año. En la primera ronda, la cual comprende 128 jugadores, el 'Expreso suizo' salió sorteado con Luis Horna, tenista peruano que buscaba dar la sorpresa. El reto para el nacido en Lima era el más duro de su carrera: imponerse ante una figura que daba visos en convertirse en uno de los mejores de esa década.

El único antecedente de Horna contra Federer no era el mejor: tan solo unas semanas atrás había caído ante el europeo en el Masters 1000 de Miami por 6-2 y 7-5. Es más, las palabras de 'Lucho' no daban un buen augurio antes del que sería un histórico duelo para él.

Una tarde inolvidable para Horna y decepción en Roger Federer

"Previo al partido tenía mucho miedo, pero mi 'coach' me dijo que era una gran oportunidad. Me comentó que no tenía nada que perder. Me vería mucha gente y en la cancha central", sostuvo el peruano luego del 'match'.

Es así que llegó el esperado día en Roland Garros para ambos, el primero del peruano en el Abierto de Francia. La prensa internacional daba como fijo en las apuestas a 'Roger' -quien figuraba como número 5 de la ATP-, aunque, desde el arranque, la exprimera raqueta nacional (puesto 88 en ese entonces) dio más que batalla. Sudó como si fuese su último cotejo, corrió, se deslizó y le pegó a la pelota como nunca.

Ante un Philippe Chatrier que no lució un lleno total y en una tarde en París con un sol a pleno como gran testigo, Roger Federer se vio sorprendido por un Luis Horna que peleó cada pelota como la última del partido.

"El polvo de ladrillo es la superficie que más que gusta. Me gusta correr y que los puntos sean largos. Hice mi mejor juego", le dijo en su momento el peruano a EFE. Declaraciones que llegaron luego de dar la vuelta al mundo por lo que ocurrió en la capital francesa.

La derecha fue clave en el juego de Luis Horna contra Roger. Desgastó al suizo y aprovechó que no estuvo fino con su elegante revés. El primer set se definiría en su crucial 7-6 (6) a favor del limeño, quien se encomendaba al cielo al lograr este parcial. Lo mejor estaba por venir.

Roger Federer logro su único Roland Garros en 2009.
Roger Federer logro su único Roland Garros en 2009. | Fuente: AFP

Roger Federer, con errores puntuales contra Horna

Los puntos iban y venían y el nivel de 'Lucho' creció, contrariamente a lo que ofreció Roger Federer. La aún inexperiencia con triunfos en 'majors' del jugador del Viejo Continente y la presión que tenía sobre sus hombros al quedarse en cuarta ronda del Australian Open hizo que cometa errores no forzados. Las cosas no le salían.

Para sorpresa de los asistentes que esperaban la victoria del suizo, este último solo pudo ganar dos 'games' en este nuevo parcial. Horna, nuevamente, se impuso y por segunda ocasión elevaba el rostro al cielo, hablaba para sí mismo y se daba ánimos. El triunfo estaba a tan solo un paso, un esfuerzo más para dar que hablar en el Grand Slam galo. La chance se encontraba al alcance de la mano.

"La verdad que creo que mi juego hizo que se desestabilice. En la segunda manga él estuvo mal, cometió mucho errores y ya con dos sets en contra era muy complicado para él afrontar lo que venía", apuntó Luis Horna luego del cotejo.

Roger Federer iba a recuperar el nivel en el tercer set. Las sensaciones con su derecha y revés volvieron a ser las mismas de la previa. Una máquina al responder, pero 'Lucho' -a un estado plétorico en el que pudo ser su mejor partido en su carrera- iba a seguir en lo suyo. La sonrisa, al final, fue para el peruano.

La ventaja de Luis Horna frente a Roger Federer

"Aquí las bolas son más pesadas que en Roma (torneo en donde 'Fede' había perdido en la final días antes). Eso me daba una ligera ventaja. Me fijé mucho en su partido contra Félix Mantilla", remarcó.

Luis Horna había estudiado a la perfección a Federer en la previa. Su presentación en su último Masters 1000 fue objeto de estudio del peruano, que si bien antes del cotejo tenía cierto recelo de darle pelea y hasta presentaba cierto "temor', cumplió su obligatoria tarea de conocer las virtudes y defectos de quien iba a tener al frente.

Por segunda ocasión fueron al 'tie-break', aunque en esta nueva definición el limeño obtuvo buena ventaja desde el inicio. Con precisos tiros de derecha pegados a la línea y respuestas firmes con su tiro de revés, Federer no pudo hacer nada. Horna sacó, Roger respondió de revés, su tiro salió bajó, se quedó en la net y cayó 7-6 (3). Comió el polvo de ladrillo del Roland Garros, mientras que el peruano alucinaba, no podía creer que había vencido a un Top 5. Tras el respectivo saludo con el considerado mejor tenista de la historia, señalaba a la tribuna, a su equipo, en señal de éxito. Dio el golpe en las apuestas.

Luis Horna estuvo a gran nivel frente a Roger Federer.
Luis Horna estuvo a gran nivel frente a Roger Federer. | Fuente: Difusión

Años más adelante, Roger Federer reveló que la caída ante el peruano -que en segunda ronda perdería ante el finalista neerlandés Martin Verkerk- fue uno de los momentos más duros en su exitoso paso por el tenis profesional. 'Lucho' fue una piedra en su zapato.

"El peor momento de mi carrera fue cuando me ganó el peruano Horna. Luego de la caída, mucha gente me cuestionó", dijo sin presagiar lo que le venía en el futuro; ganador de 20 Grand Slams en el olimpo del deporte de la raqueta.

Este viernes 23 de septiembre, Federer jugará su último partido tras anunciar su lamentable retiro, una marcha que nos duele a todos. En la Laver Cup, en un partido de dobles, colgará la raqueta a los 41 años de edad luego de constantes lesiones que lo aquejaron en los últimos años. "Jugaré más tenis en el futuro, por supuesto, pero no será en Grand Slams ni en el circuito ATP. Esta es una decisión agridulce porque echaré de menos todo lo que el circuito me ha dado", sostuvo en una emotiva carta en sus redes sociales oficiales.

Se va con menos 'majors' (20) que Rafael Nadal y Novak Djokovic, se va no en lo más alto de su carrera, pero no cabe duda que la elegancia, el señorío y el respeto a sus rivales lo hacen el más grande que pisó una cancha. El deporte, en general, extrañará a su 'Expreso suizo'.

NUESTROS PODCAST

¿Puede la covid-19 aumentar el riesgo de padecer de alzheimer?

Un estudio reciente de más de 6 millones de personas mayores de 65 años encontró que las personas mayores que tenían Covid-19 tenían un riesgo sustancialmente mayor de ser diagnosticados con la enfermedad de Alzheimer dentro de un año.