Carlos Álvarez
Carlos Álvarez contó a RPP Noticias sobre sus nuevos proyectos para este 2020. | Fuente: Facebook

El comediante Carlos Álvarez culminó su 2019 con el fin de su programa “El cártel del humor”. “Yo nunca he creído en el ráting”, dijo el humorista a RPP Noticias, y además confesó que, pese a la competencia, logró crear un “nicho importante” en el horario de las 10 de la noche. “Tuvimos gran sintonía, sobre todo en provincias”, señaló

Cerrada esa etapa, Álvarez arranca este año con nuevas apariciones en América Televisión, a propósito de las Elecciones 2020. Sus imitaciones de Daniel Urresti y Martha Chávez prometen estar presentes en diferentes noticieros televisivos. Además, reveló que a partir de abril estrenará un nuevo programa humorístico, aunque no precisó en qué canal de televisión, y mencionó que recién estrenó su canal de YouTube y tendrá, desde el 16 de enero, tres presentaciones en el Teatro Canout.

“Bueno, en abril vamos a lanzarlo [el programa]. No puedo decir el canal de televisión por el tema de la competencia. Siempre de humor político, pero con algunas innovaciones que espero le guste al público”, relató a RPP Noticias.

En octubre de este año, Carlos Álvarez descartó ingresar a la política.
En octubre de este año, Carlos Álvarez descartó ingresar a la política. "No, yo sería un pésimo político", dijo a RPP Noticias. | Fuente: Facebook

EL HUMOR EN LAS ELECCIONES 2020

¿Qué debe tener un político para que Carlos Álvarez le preste atención? Según el cómico, el interés surge de ciertas particularidades de cada personaje. “Algunos vamos estudiando el perfil de ellos con el tiempo, como fue ‘Popy’ Olivera. Yo lo venía estudiando cuando era, en ese tiempo, secretario del fiscal Elejaldre y le lanzaron pintura azul. Pero los personajes se van perfilando, porque uno tiene ademanes que son características”, indicó a RPP Noticias.

En ese sentido, para Álvarez, el personaje de Annabelle tiene un tono de voz y un movimiento de cejas que resultan memorables. Incluso, apuntó que cada político también interpreta a un personaje. “Urresti, que en lo personal yo he conversado con él alguna vez y te habla normal, cuando vienen las cámaras de televisión, se transforma”, manifestó.

Aunque su repertorio incluya a más de una figura de la política peruana, el creador de “El cártel del humor” se mostró decepcionado con los postulantes a congresistas para las Elecciones 2020. “Estamos con unos candidatos anodinos, antipáticos, no son carismáticos. Vamos a rascar la olla para sacar un personaje por ahí”, refirió.

GRABANDO ANDO, MARIELENA LEDASMA , PRIMER PERSONAJE NUEVO DEL 2,O20.ESTE 16 DE ENERO DEBUTAMOS EN EL CANOUT CON LA JARANA ELECTORAL.

Publicado por Carlos Alvarez Oficial en Lunes, 6 de enero de 2020

CAMBIO DE PARADIGMAS

Para un humor tan ligado a la coyuntura peruana, Carlos Álvarez confesó a RPP Noticias que actualmente se requiere una renovación en la manera en que se manejan los programas humorísticos. Más allá de la duración de un sketch, en los temas que tratan.

¿De qué podemos reírnos actualmente? “Es un punto muy neurálgico en el tema del humor”, afirmó el cómico. “Hace 20 o 30 años, ves humores todavía del color de la persona. Se hacían bromas. O el tema de los gays, la femineidad, el machismo. Lamentablemente, esto ha degenerado en cosas muy malas para el país, que nuestra sociedad está bastante sensible”, añadió.

De acuerdo con el exintegrante de “Risas y Salsas”, el humor debe optar por la autorregulación, pero nunca censurse. “Autorregularse en base a valores y principios que no enciendan ciertas taras y ciertas situaciones que agreden a comunidades que tenemos que respetar”, dijo. Para él, hay bromas que ya no tienen lugar en estos tiempos de lucha femenina, por ejemplo.

En el tema del feminicidio, por ejemplo, hacer un sketch en el que golpeas a una mujer… Si bien nosotros hacíamos golpes trucados en la época de las mil y unas, ya no lo hacemos ahora, porque ya no podemos colaborar a crear una imagen de golpear a una mujer, así sea por broma”, aseguró.

Sin embargo, Álvarez no dejó de advertir que en la actualidad también existe una inclinación a la “hipersensibilidad” en torno a cierto tipo de bromas. “De repente puede haber una chica muy guapa en tu programa, no es necesario que seas un machista o la estás ofreciendo como un producto carnal, tampoco hay que hipersensibilizarnos. O, de repente, hacías una broma y te pueden señalar como misógino, etcétera, no podemos llegar a esos extremos”, indicó.