Adolfo Bazán | Fuente: Archivo

El abogado Adolfo Bazán cuenta con una lista de jóvenes que lo acusan de haber abusado de ellas o de haberles realizado tocamientos indebidos. No solo la chica reality Macarena Vélez lo ha denunciado (y por ello ha sido retirada de “Esto es Guerra”), sino que Joshelin Trauco se ha armado de valentía para contar lo que le sucedió.

Luego de estar en una discoteca con sus amigos, la joven revela que Bazán hizo lo posible para llevarla hasta el estacionamiento de su departamento, lugar en el que las cámaras de seguridad lo captaron sin camisa, tratando de forzar a la joven, quien lucía mareada y buscaba desesperadamente salir del lugar.

Estos hechos llevaron a que Trauco denuncie a Adolfo Bazán por violación sexual, delito por el que estuvo en prisión preventiva apenas cuatro meses, para luego salir en libertad e intentar, la semana pasada, viajar fuera del Perú con destino a Ecuador, lo que no pudo lograr gracias a la rápida actuación de Migraciones y la Fiscalía.

En esta coyuntura, Joshelin Trauco ha conversado con Mauricio Fernandini y Mabel Huertas, quienes conversaron con ella sobre cómo fue ignorada por una camioneta de Policía cuando logró escapar del estacionamiento de Bazán y fue en búsqueda de ayuda, debido a que en el programa Panorama se reveló que los efectivos que no la ayudaron y que no reportaron ningún incidente en esa fecha.

“Es terrible estar contando esta historia y que muchas personas se enteren de lo que me ha pasado. Yo estoy fuerte por las chicas que no han podido salir a hablar. Lo que no me mató que me haga más fuerte”, dijo.

Además, confirmó que ella pidió ayuda a la policía y que les reveló en ese preciso momento que había sido ultrajada sexualmente.

“Dije las palabras tal cual, no solo a la Policía, sino a todas las personas que pasaban. Si supuestamente yo agredí a los oficiales, ¿por qué no me llevaron arrestada por atentar contra la autoridad?”, se cuestionó.

Asimismo, la joven reveló que cuando la Policía la vio correr el auto avanzó, por lo que la arrastraron. “Les decía que me ayuden, que me habían violado, que había sido agredida, era el peor momento de mi vida. Yo estaba juntando las manos pidiéndoles que por favor se apiaden de mí. Me puse a rezar porque no sabía cómo iba a salir de ese lugar”, comentó la joven evidentemente afectada.

Cabe mencionar que los policías ya han sido identificados: se trata de Julio César Santillán y Reynaldo Arias Zapata. Mauricio Fernandini aseguró que los oficiales ignoraron a la joven. “Es necesario repetirlo todas la veces que podamos: no es la primera vez que una mujer maltratada recibe la espalda de la policía”, aseguró. 

¿Qué opinas?