En contacto con la naturaleza: cinco lugares cerca de Lima para practicar trekking

Esta especialidad del montañismo posee múltiples beneficios para la salud y te permitirá alejarte del caos de Lima

En el camino hacia Marcahuasi, podrás visitar el mirador Ataqca, que tiene una vista panorámica del valle de Carhuayuma. | Fuente: Flickr

También conocido como senderismo, el trekking es una actividad deportiva no competitiva, que consiste en recorrer a pie distancias largas o zonas específicas -por lo general en la alta montaña-, que usualmente no son un punto frecuentado por el turismo tradicional.

Esta práctica posee múltiples beneficios para quienes la practican, no solo para la salud, sino también para la mente. Al tratarse de una actividad física aeróbica, permite mejorar la condición cardiovascular, reducir la presión arterial y prevenir los dolores musculares producidos por el sedentarismo. Además, al tratarse de una actividad que se practica al aire libre, se recomienda para las personas que sufren de depresión.  

¿Te animas a iniciarte en el senderismo? Te mostramos cinco lugares para practicar este deporte lleno de aventura sin alejarte mucho de Lima.

1. MARCAHUASI

Ubicado en la sierra limeña, Marcahuasi es una meseta de la Cordillera de los Andes, que se alza sobre los 4000 metros de altitud. Con aproximadamente 4 km cuadrados de extensión, esta meseta de origen volcánico está situada en las alturas de Huarochirí, en donde se encuentran un conjunto de rocas gigantescas de granito, cuyo origen despierta infinitas teorías.

Por la noche, la temperatura baja radicalmente, por eso, procura llevar ropa abrigadora y una carpa especial para el frío. | Fuente: Flickr

Existen dos rutas que te permitirán llegar hasta el "Bosque de piedra”. La primera, llamada “ruta larga”, es la más utilizada por los montañistas y dura aproximadamente cuatro horas. Inicia en el pueblo de San Pedro de Casta y continúa hasta la meseta de Marcahuasi, en donde se arma el campamento para pasar la noche. La “ruta corta” parte también del pueblo, pero sigue hasta el desvío de Mashca y continúa en un camino hacia arriba, hasta llegar al Monumento de la Humanidad.

2. LAGUNA RAPAGNA

Un reto para los amantes de las excursiones de montaña. A solo cinco horas de Lima, a la altura del km 103 de la Carretera Central, en Huarochirí, es el destino perfecto para un pequeño viaje de fin de semana. Para llegar, hay que llegar hasta Chosica y de ahí inicia el recorrido hasta el pueblo de San Mateo, que dura dos horas.

La ruta de trekking hacia la Laguna Rapagna también es conocida como “El Camino de los Apus”. | Fuente: Flickr

Si quieres llegar hasta el final, debes estar en buen estado físico, pues se trata de un trekking de nivel moderado, debido a la altura (4 550 msnm) y el terreno abrupto. Deberás llevar todos tus implementos para recorrer el sendero que atraviesa los bosques andinos -en donde podrás admirar a las llamas y otros animales autóctonos- y culmina en la espectacular laguna.

3. CASCADA DE PALACALA

Rodeada de verdes paisajes, esta caída de agua mide 12 metros y está ubicada en el distrito de San Jerónimo de Surco, en la provincia de Huarochirí. Para emprender esta aventura requerirás de un nivel intermedio: recorrerás una distancia total de 9 kilómetros y ascenderás hasta los 2850 msnm.

Visita este destino entre los meses de abril a noviembre (en este tiempo la zona tiene un clima agradable y el camino es más estable debido a la ausencia de lluvias). Si logras completar la ruta, el final será gratificante: puedes disfrutar de un refrescante y relajante baño en las cristalinas aguas de la catarata.

4. LOMAS DE LÚCUMO

Conocerás el gran ecosistema, pasearás por las lomas verdes y verás de cerca la flora y fauna del lugar, que comprende ejemplares como los zorros grises, las vizcachas y los cernícalos. Las Lomas de Lúcumo se encuentran en el Valle del río Lurín, Pachacamac, a 34 km de Lima. Los caminantes pueden elegir entre las dos rutas de trekking: la larga llamada “Los Lúcumos” (dura un promedio de cuatro horas y media y se recorren 6 km) y la corta, bautizada bajo el nombre “Los guardianes”, ideal para principiantes y personas de todas las edades, pues se recorren 4 km en un aproximado de dos horas.

En los meses de enero a abril, disfrutarás de un sol intenso durante todo el día, con una temperatura promedio de 28°. | Fuente: Flickr

En los senderos podrás apreciar decenas de pinturas rupestres, el antiguo socavón de una mina abandonada y hasta mesas de sacrificio prehispánicas. Eso sí, no olvides llevar ropa deportiva, zapatillas con cocada, abundante agua y bloqueador solar y repelente.

5. BOSQUE DE ZÁRATE

Un camino plagado de flores. Considerado por muchos uno de los mejores lugares para practicar senderismo, el Bosque de Zárate se localiza en el distrito de San Bartolomé, Huarochirí. Se trata de una caminata exigente, larga (16 km) y con algunos abismos, ideal para los expertos en trekking, puesto que el trayecto (ida y vuelta) se completa en 9 horas.

Nombrado en el 2010 como Área Nacional Protegida por el SERNANP, es refugio de especies como el cóndor y la cotinga cachetiblanco, una pequeña ave de plumaje azul vívido. El punto de partida es la capilla de San Bartolomé y se asciende poco a poco hacia el bosque, que se encuentra a 2600 msnm.

¿Qué opinas?